HISTÓRICO
El humor diario de Jota Jota
Por Paula Andrea Álvarez P. | Publicado el 05 de mayo de 2013

Como una forma de narrar y opinar sobre la realidad del país y el mundo, además de invertir el tiempo en una labor creativa, Fernando Lopera dedica varias horas de sus días a dibujar caricaturas que comparte diariamente en la página de Facebook de El Colombiano.

Así como Quino con Mafalda, Fernando creó un personaje auténtico, cuya posición crítica ante las situaciones que se viven a diario en el panorama mundial, se refleja en cada escena que este artista de 57 años de edad recrea solamente con la ayuda del mouse.

Cuando habla sobre su afición, asegura que ese computador que adquirió hace dos años lo hizo regresar a su niñez.

“Jota Jota” es el nombre del protagonista de las caricaturas de Fernando. Es un hombre común, inspirado en Jesús Jaramillo, un conocido de la infancia que era comerciante de telas en Yarumal. A veces le regalaba mecato o dinero y cuando Fernando se trasladó para Medellín, no volvió a saber más de él.

“No sé si haya muerto ya, le perdí el rastro, pero ahí quedó en los dibujos, mientras estos existan”, dice. Y así es, pues Jota Jota le da vida a un hombre que está en todo y que opina de todo de forma cómica y muy respetuosa. Política, orden público, medio ambiente, desempleo o economía, no hay tema en el que Jota Jota no “meta la cucharada”.

Todos los días hay una caricatura diferente, elaborada en un sencillo software y enfocada en un asunto de actualidad. Don Fernando las comparte sin esperar nada a cambio. Para él es suficiente con saber que otros usuarios de las redes comentan y comparten su trabajo.