HISTÓRICO
El mundo le cierra las puertas a Snowden
Por JUAN FELIPE SIERRA SUÁREZ | Publicado el 02 de julio de 2013

En toda un papa caliente se convirtió la salida de Moscú del exempleado de la CIA, Edward Snowden, tras 10 días de novela, porque ningún país de América Latina, Europa y Asia a los que ha tocado puertas para asilarse, podrá hacerlo por no estar en su territorio.

Portugal le prohibió aterrizar al avión del presidente de Bolivia, Evo Morales, mientras Francia no le permitió el vuelo en sus aires, ante sospechas de que el implicado viajara en la aeronave, que venía de Moscú. El avión de Morales aterrizó en Viena, donde el mandatario rechazó la presión en su contra. “Esto fue orquestado por el departamento de Estado de E.U., que utilizando algunos países europeos ha provocado esta situación, con la sospecha de que en el avión presidencial estuviera el señor Snowden”, dijo el ministro de Defensa de Bolivia, Rubén Saavedra.

Los gobiernos de Ecuador, Nicaragua y Cuba se solidarizaron con el mandatario boliviano. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, pidió convocar de urgencia a la Unasur, para analizar las relaciones con la Unión Europea.

También ayer un portavoz del presidente Vladimir Putin, dijo a AP que Snowden había retirado su pedido de asilo después de que el líder ruso le exigiera que debía renunciar a su actividad anti-estadounidense para acoger sus solicitud.

Pero, ¿por qué los rusos le hicieron esta exigencia? A la pregunta respondió a este diario Eric Tremolada, experto en diplomacia de la U. Externado diciendo que “lo que le está diciendo Rusia a Snowden es que se calle porque mientras sigue abriendo su boca contra E.U. va a poner a los rusos en aprietos, además buscan que él reaccione y se conceda el asilo de manera más discreta sin tanta parafernalia”.

Por eso el diálogo de alto nivel que están efectuando E.U. y Rusia podrá resolver el caso prontamente, siempre y cuando el implicado colabore guardando su discreción.

“Creo que el tema se definirá esta misma semana. Seguramente se quedará en Rusia mientras dan la garantía y anuncian públicamente que se le otorgará el asilo, eso si Snowden tiene dos dedos de frente”, vaticinó Tremolada.

En ese orden de ideas, Dmitry Peskov, portavoz de Putin, dijo ayer que Rusia no tiene intención de enviar a Snowden a E.U. mostrándose débil, pero al mismo tiempo no tiene como objetivo dañar las relaciones con Washington por un hombre por el que Putin tiene poca simpatía.

“Rusia nunca ha extraditado a alguien, no está extraditando a alguien y no extraditará a alguien”, dijo Peskov.

 

Países maniatados

Si bien casi 20 países han tenido que desistir de concederle el asilo al excontratista buscado por la Casa Blanca por revelar el programa secreto de vigilancia electrónica Prism, cuestiones de forma han truncado que India, China, Brasil, Irlanda, Austria, Bolivia, Cuba, Ecuador, Finlandia, Francia, Alemania, Italia, Holanda, Nicaragua, Noruega, Polonia, España, Suiza y Venezuela, hayan podido hacer algo, según indicó WikiLeaks.

Hasta el favorito Ecuador dijo ayer que no podrán hacer nada a menos que el hombre de 30 años esté en su territorio, mientras que Brasil dijo que no concederá asilo a Snowden, y Noruega señaló que era improbable que el exempleado de la CIA obtuviera resguardo allí.

Asimismo, Finlandia, España, Irlanda y Austria indicaron que tenía que estar en sus países para realizar un pedido de asilo, mientras que India manifestó que no ve ningún motivo para aceptar la solicitud de Snowden y Francia dijo que no había recibido pedido, según destacó Reuters.

A diferencia del caso Julian Assange, el proceso está empantanado porque para otorgar el asilo debe ser autorizado por el país donde está la sede diplomática, como es el caso de Gran Bretaña donde está la Embajada de Ecuador en Londres (lugar donde está Assange). Los británicos deben otorgar un salvoconducto para que salga, pero no han querido entregarlo porque hay un pedido de extradición de Suecia, por delitos sexuales de Assange.

Por su parte, el Gobierno de E.U. reiteró ayer que Snowden debe regresar al país para enfrentar los cargos en su contra por espionaje, “además ha sido acusado legalmente en los tribunales estadounidenses”, como recordó la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki.

Psaki negó que el Gobierno de Barack Obama esté intimidando y aclaró que “Snowden está acusado de filtrar información clasificada y, por tanto, debe regresar a E.U.”