HISTÓRICO
EL “NOVIO” DE LA BARBIE
Por JAIME GREIFFENSTEIN OSPINA | Publicado el 11 de noviembre de 2012
Al neoyorquino Justin Jedlica le dio una extraña obsesión: parecerse en todos los detalles físicos a Ken, el novio de la Barbie, para lo cual se ha sometido a noventa operaciones quirúrgicas: nariz, labios, pómulos, pectorales, bíceps, glúteos, en las cuales ha gastado más de cien mil dólares.

Pero no se piense que es un embeleco de adolescente porque Justin es un hombre de 32 años, un inmaduro que quiere tener un cuerpo perfecto y vacío como el del muñeco Ken.

Justin no confía dejar la perfección de su cuerpo a la naturaleza, a la biología o el deporte, sino que trata de lograrlo con siliconas con todos sus riesgos.

Como él, muchos adolescentes y jóvenes de ahora no creen eso de que "la belleza está en el interior", sino que lo importa es el exterior, y se dejan engañar por una gran mentira, la ‘belleza plástica’, tan grande como efímera, pero que eso sí, tiene mucho brillo.