HISTÓRICO
El próximo papa deberá ser joven y buen gobernante
  • El próximo papa deberá ser joven y buen gobernante | La seguridad será lo más importante cuando los príncipes de birreta roja de la Iglesia se reúnan en Roma para elegir al sucesor de Benedicto XVI. FOTO REUTERS
    El próximo papa deberá ser joven y buen gobernante | La seguridad será lo más importante cuando los príncipes de birreta roja de la Iglesia se reúnan en Roma para elegir al sucesor de Benedicto XVI. FOTO REUTERS
Por DIANA CAROLINA JIMÉNEZ | Publicado el 09 de marzo de 2013

Santo, joven y abierto al mundo cambiante. Esas serán las características infaltables del próximo sucesor de Benedicto XVI según teólogos y purpurados que, desde el pasado 28 de febrero, buscan construir el perfil que deberá tener el hombre que se sentará en el trono de Pedro.

Pero la tarea, aún sin terminar, no ha sido ni será sencilla. Hay tantas posturas sobre qué condiciones debe reunir el nuevo Sumo Pontífice, como países e idiomas representados en el colegio cardenalicio.

La mayor diferencia radica en las peticiones de rigor y apertura: pese al hermetismo, medios italianos han divulgado que mientras hay quienes consideran que el sucesor debe continuar con el esfuerzo de purificación al interior de la Iglesia, hay otros que piensan que su tarea debe ser la de modernizar la institución, basados en el "aggiornamento" del que tanto se habló después del Concilio Vaticano II.

A continuación, las coincidencias de analistas y purpurados sobre el perfil del nuevo Papa a escasos dos días de que comience su elección.

1 - santidad: que sea hombre de fe y oración.

El próximo Papa "deberá dar prioridad a la vivencia de la fe y a la evangelización adaptada a las diferentes situaciones culturales", dijo a este diario monseñor José María Gil Tamayo, vocero adjunto de la Santa Sede.

"Hemos tenido una suerte inmensa con los Papas de los últimos tiempos. Han sido hombres excepcionales. Ojalá que este Papa sea un hombre de Dios, profundamente de la iglesia", agregó el sacerdote.

Por su parte, el cardenal estadounidense Timothy Dolan, uno de los denominados "papables", dijo que "el Papa de manera particular nos debe recordar a Cristo; le llamamos el Vicario de Cristo, por tanto cuando lo vemos inmediatamente nos elevamos a la verdad que trasciende".

2 - UNIVERSALIDAD sin que importe su procedencia

El próximo Papa no sólo deberá ser políglota, sino que deberá tener la capacidad para ubicarse en cambiantes escenarios del mundo. El monseñor Eugenio Scarpellini, secretario general de la Conferencia Episcopal Boliviana, dijo a la agencia Efe que "el día que salga un Papa africano será el Papa que la Iglesia necesita a nivel universal; si es Latinoamericano será el Papa que la Iglesia elija en este momento, entonces no es el peso o el número de católicos en sus países de procedencia, es la necesidad de la Iglesia", explicó Scarpellini.

3 - Defensa y promoción de la dOCTRINA

Además de tener la capacidad de promover el diálogo ecuménico e interreligioso, es necesario que el nuevo Papa responda a los desafíos de la Iglesia en este momento como el rechazo de Dios, el abandono de la fe, la marginación y las migraciones, que hacen necesario difundir y promover la doctrina social cristiana.

Timothy Dolan lo explicó a la agencia Reuters: "La misión de un Papa es conservar, en el mejor sentido de la palabra, el patrimonio espiritual de la Iglesia que ha pasado en el tiempo desde Jesús, sus apóstoles durante más de dos mil años. Eso no quiere decir que no cambien las formas, pero deberá preservar lo sagrado".

4 - JOVIALIDAD e interacción en redes sociales

Para garantizar una conversación fluida con los jóvenes del mundo, los cardenales aseguran que el Sumo Pontífice deberá estar en una edad intermedia, con suficiente vigor y fortaleza; de entre 65 a 70 años.

También, dicen vaticanistas, el nuevo Pontífice deberá estar conectado mediante las redes sociales, porque "es donde viven y se encuentran" los jóvenes, quienes requieren más atención de la Iglesia que la que tienen hoy.

5 - buen GOBIERNO y capacidad de administrar

El padre Euclides Eslava, de la Universidad de la Sabana, dijo a este diario que el Papa tendrá que ser un buen administrador. Por su parte, el estadounidense Dolan agregó que "necesitamos un buen pastor que sea bueno con la gente como lo fue Jesús. El mundo necesita a alguien que sirva a la tradición, que administre con transparencia, que conozca la Iglesia universal, que pueda estar atento y consciente de los diversas necesidades de la familia católica".