HISTÓRICO
El reto ahora es el hexagonal
Por JOHN ERIC GÓMEZ MARÍN | Publicado el 17 de enero de 2013
Dolió la derrota 3-2 con Argentina, pero no cuenta. Esa fue la sensación que quedó ayer tras el juego que cerró el Grupo A, entre Colombia y el equipo gaucho, en el Suramericano sub-20.

Y es que el triunfo argentino sólo sirvió para el orgullo porque el resultado entre Paraguay y Bolivia, previo al encuentro entre cafeteros y celestes, dejó por fuera a los anfitriones.

Los guaraníes vencieron 5-1 a los del altiplano y cerraron las opciones para el criticado equipo local.

Con ese resultado Chile, Colombia y Paraguay ratificaron la clasificación, mientras que bolivianos y argentinos se despidieron con más pena que gloria.

Para enfrentar a Argentina, el técnico Carlos Piscis Restrepo puso un equipo mixto en el campo de juego, probando variantes que le pueden ayudar en el hexagonal final, en el que se decidirán los cuatro clasificados al Mundial de Turquía.

Sin embargo, los dueños de casa no se querían despedir del torneo sin lograr aunque fuera sólo una victoria y salieron decididos a conseguir su objetivo.

A los 12 minutos, Cristian Bonilla le cometió una falta en el área a Juan Iturbe. El árbitro sancionó penal y Alan Ruiz puso arriba a los locales.

Al primer minuto de la etapa complementaria, Juan Iturbe puso las cosas 2-0 con un cabezazo.

Colombia empezó a remar de atrás para adelante y un gol de Brayan Perea abrió la ilusión del empate. Pero Agustin Allione concretó el tercer tanto argentino.

Ingresó Juan Fernando Quintero en el equipo colombiano y con un certero tiro libre descontó y selló el marcador final 3-2.

Ahora Colombia deberá concentrarse en el hexagonal para conseguir su cupo a Turquía.