HISTÓRICO
El salón para saber desconocer
  • El salón para saber desconocer | FOTO CORTESÍA
    El salón para saber desconocer | FOTO CORTESÍA
Por MÓNICA QUINTERO RESTREPO | Publicado el 31 de agosto de 2013

El nombre no es el mismo. No porque cambie, sino por esa palabra que está en la mitad, entre los paréntesis. 43 Salón (inter) Nacional de Artistas. Lo que tiene el nombre es una compañía más. Desde las últimas dos ediciones el salón dejó de ser nacional. El (inter) quiere hacer evidente esa apertura, por un lado, y mostrar un interés porque haya diálogos, lecturas, redes, entre la producción local, nacional, internacional, por el otro. También entre el público.

"El salón nos trae una fiesta y una experiencia. Vamos a tener artistas de todo el país y de otros lugares, viniendo a Medellín. Vamos a presentarles qué tenemos en esta ciudad que hemos construido", dice María del Rosario Escobar, la secretaria de Cultura.

Luego hay otras dos ideas que están al lado de ese nombre, que parecen contradictorias, que hacen preguntas: Saber desconocer. "Para cualquier persona —expresa Florencia Malbrán, la curadora argentina— Saber desconocer es una contradicción, sin embargo, ¿lo es? El arte nos invita a romper esos marcos habituales con los que vemos el mundo y a abrirnos a otras posibilidades, a hacer lugar a la duda, a la contradicción, a la fricción".

Algunas obras serán presentadas bajo el concepto Saber. Otras, en cambio, bajo Desconocer. Las demás entre lo uno y lo otro. Lo que buscan es encontrarse entre lo que se sabe y lo que se desconoce y, entonces, generar un nuevo significado.

"Hay una fuerte presencia de esos enfoques y sobre eso construimos ese saber desconocer que abre a un tercero: qué sale entre los dos", explica Mariángela Méndez, la directora artística.

Son 108 artistas. El Salón tendrá varias exposiciones colectivas y otros proyectos individuales. Algunos se hicieron para la ocasión. Otros ya existían. Todos se podrán ver desde el viernes, en cuatro espacios: Museo de Arte Moderno de Medellín, Museo de Antioquia y Casa del Encuentro, Jardín Botánico y Edificio Antioquia, que se reestrena para la ocasión. "Vamos a caminar el edificio La Naviera como las generaciones más recientes nunca lo han hecho —señala la secretaria—. El Salón nos permitió restaurar este espacio para el arte y la cultura de la ciudad".

Son más de 70 años del Salón Nacional de Artistas, esta vez con su (inter). Es un año más del evento más emblemático del arte en el país. Es un lugar más, Medellín, de un espacio para ver y volver. Porque en esas llantas que están en ese espacio, desdibujadas, a veces unas sobre otras, está lo que pensó Fredy Alzate antes de volverlo arte. Cada obra, a su vez, tiene eso que pensó el artista. Lo demás es saber que esas llantas tienen su propia historia, en quien mira. Eso también tiene que ver con el (inter).