HISTÓRICO
El salto de Caterine a la historia
  • El salto de Caterine a la historia
Por SANTIAGO HERNÁNDEZ HENAO | Publicado el 15 de agosto de 2013

Su sonrisa ya es de oro. Ya era famosa con su bronce en el Mundial pasado, con la plata en los Juegos Olímpicos. Pero hoy, esa morena de zancadas grandes y dientes perfectos, iluminó a Colombia con una medalla para la historia. ¡Oro…

Caterine Ibargüen Mena superó a la historia, a sus once rivales, al favoritismo de las locales, y hasta a su propio cuerpo. 24 horas antes de la competencias, un dolor abdominal la hizo dejar el entrenamiento previo, e irse a descansar al hotel. "Estuve muy enferma, pero tenía que salir a competir, a lo que me había preparado tanto", confesó a medios desde Moscú.

En la pista de Moscú tenía a 11 rivales dispuestas a quitarle el favoritismo que le había dado ser la mejor de la temporada. Tras un comienzo de bandera roja y salto nulo, llegó el 14,85 que puso a brincar a todos en Colombia. Un intento que nadie pudo superar en los 90 minutos de competencia ni en los 64 intentos de sus competidoras. Ni la ucraniana Olha Saladuha, quien llegaba con el oro del Mundial pasado, ni la local Ekaterina Koneva, quien sorprendió con sus registros y había puesto la mejor marca antes que Caterine. Pero ninguna pudo con la chica nacida en Apartadó, la morena de 29, hija de Francisca y nieta de Ayola, la heroína del país atlético. El mejor rostro que muestra Colombia.

"Todavía no me dio tiempo a pensar, todavía estoy muy emocionada. Sé que hago historia para mi país", dijo a los medios tras la competencia, en una sala donde le preguntaban en muchos idiomas, pero en el que recordaba a su gente en Apartadó, en Medellín, y en Puerto Rico.

Hoy celebra el primer oro de Colombia en la historia del Mundial más difícil, el de atletismo. Su esfuerzo y el de su gente, hoy tiene recompensa. "Es el primer oro de muchos que vamos a lograr en Colombia. Esta es la prueba de que sí se puede".