HISTÓRICO
El trancón se pasó al centro comercial
POR JUAN DAVID ORTIZ FRANCO | Publicado el 19 de diciembre de 2012
La congestión vehicular de la ciudad durante la temporada navideña se trasladó de las calles, al interior de algunos centros comerciales.

Desde las redes sociales y mediante correos electrónicos nuestros lectores han expuesto las dificultades que se presentan con la circulación de vehículos en los parqueaderos de los centros comerciales.

El sábado 15 de diciembre Margarita Gómez esperó más de dos horas para salir del centro comercial Santafé: "después de la primera hora de paciente espera algunos conductores comenzaron a hacer sonar sus bocinas como gritando por favor, estamos aquí, hagan algo".

Pero esa no es la única queja sobre casos similares. "Los carros que entran no encuentran parqueadero y no tienen por donde salir, pues se encuentran con otros que, por falta de orientación, entraron por la vía de salida", este fue el mensaje de Roberto Uribe desde el parqueadero de Viva Laureles.

Para atender esa situación los centros comerciales implementaron medidas para agilizar el flujo vehicular en sus instalaciones. Giovanna Castrillón, administradora de Los Molinos, afirma que tomaron la decisión de "cerrar algunas celdas de los pisos inferiores para obligar a que la circulación sea frecuente".

Margarita Arbeláez, coordinadora de comunicaciones de Santafé asegura que el problema "no depende exclusivamente del parqueadero sino de la congestión que se presenta en las vías del sector".

Ante casos que en ocasiones desbordan sus medidas y se reflejan en sus estacionamientos, las directivas de los centros comerciales permanecen en contacto con las autoridades de tránsito a las que corresponde atender las dificultades de movilidad.