HISTÓRICO
Túnel de Oriente ya tiene su norte
León Jairo Saldarriaga L. | Publicado el 22 de junio de 2008
En fase de diseños, a punto de definir los portales de entrada y de salida, y con la certeza de que se podrán iniciar trabajos antes de que termine la actual administración departamental, se encuentra el proyecto del Túnel de Oriente.

El gobernador Luis Alfredo Ramos está en ese convencimiento y sostuvo que su gobierno recoge toda la información de lo que puede ser el túnel, no sólo la de prefactibilidad, sino la de factibilidad con diseños, presupuesto, ingresos y flujo vehicular durante 25 años.

Cuando se tenga esa información, dijo, se tendrá una definición, porque la intención es "echar para adelante" el proyecto.

"Esperamos arrancarlo en este gobierno", notificó, y planteó que es una obra monumental para Antioquia, que ahora ve con mayor necesidad a raíz de los problemas que se presentaron en las vías del Oriente por el invierno.

"Estuvimos a punto de quedar aislados", advirtió, al enumerar los problemas de Las Palmas, de Santa Elena y de la Medellín-Bogotá en menor intensidad.

El túnel no sólo reducirá el tiempo de comunicación con Rionegro, afirmó, sino que si se compara con lo que hoy ocurre con Santa Fe de Antioquia, se apreciarán sus bondades, pero con una garantía para la movilidad que nunca deje aislado a Medellín.

¿Y cómo será el proyecto?
El túnel tendrá que hacerse por concesión, admitió Ramos, porque el Departamento no tiene los recursos para asumirlo. Según Carlos Eugenio González, gerente de Concesiones, el valor estimado, a precios de hoy, es de 485 mil millones de pesos.

La cifra está sujeta a ajustes, pero una forma de conseguirla es con el pago del peaje, cuyo costo se calcula entre 14.000 y 14.500 pesos, que el funcionario cree equilibrado si se evalúa lo que pueden ahorrar los usuarios. Un recorrido menor, de 15 a 16 kilómetros, dijo, justifica esa tarifa.

Mejor, por Baltimore
Una de las tareas actuales es el estudio de las alternativas de acceso entre el portal occidental (Medellín) y la glorieta de Sajonia (Rionegro). Inicialmente, precisó, había un paso a desnivel en la glorieta que, con la reciente construcción de la doble calzada entre ésta y la del aeropuerto de Rionegro, ahora no se requiere.

Pero ya casi hay consenso para los puntos de ingreso y salida del túnel, el cual tendrá 8,3 kilómetros de longitud, con una pendiente del 3 por ciento, que consideró muy cómoda para los vehículos.

Para ello se han contemplado tres puntos de inicio: el del restaurante Asia, el de la antigua discoteca Kevins, y el nuevo, que es por el estadero Baltimore.

El último tiene más aceptación, afirmó, porque no se pasa por ninguna falla geológica de la cordillera ni se entra a barrios como Loreto, Gerona y Ocho de Marzo, con lo cual se evitaría un gran impacto en la comunidad.

Pero dejó claro que este sitio todavía no es una decisión, ante lo cual se continuará con estudios preliminares de suelos para no encontrarse con ninguna sorpresa. "Pero creo que es la propuesta más económica", destacó.

¿Y cuáles las características?
El acceso occidental, explicó, son 7,1 kilómetros, y con el oriental (1,9 kms) la carretera sumaría un total de 17,2 kilómetros, pero si se mantiene como punto de partida a Baltimore.

Según este prediseño, el portal oriental quedaría apenas a 1,1 kilómetro de la glorieta de Sajonia y a unos 300 metros de la carretera de Santa Elena.