HISTÓRICO
El verde paisa, una despensa Nacional
  • El verde paisa, una despensa Nacional |
    El verde paisa, una despensa Nacional |
Por JOHN ERIC GÓMEZ MARÍN | Publicado el 07 de septiembre de 2013

Únicamente en cuatro ocasiones, desde 1990 hasta la actualidad, Nacional no aportó jugadores a la Selección Colombia.

Son 70 hombres de la institución verde que han vestido la camiseta tricolor durante un poco más de dos décadas (23 años).

La camada más recordada fue la de 1990, en la que el elenco antioqueño fue la base del seleccionado para el Mundial de Italia.

Además de la colaboración en la fase clasificatoria de Albeiro Usurriaga (q.e.p.d.), porque pese a no ser antioqueño sus mejores años los vivió con la camiseta del verdiblanca, a la cita mundialista fueron René Higuita, Luis Carlos Perea, Gildardo Gómez, Luis Fernando Herrera, León Fernando Villa, Leonel Álvarez, Ricardo Pérez y Luis Alfonso Fajardo. "En ese momento Pacho (Maturana) confiaba mucho en todos nosotros y nos entregó la oportunidad de ser la base de la Selección", asegura Luis Carlos Perea.

El mismo concepto tiene Luis Alfonso Bendito Fajardo, quien agrega que se aprovechaba el conocimiento que tenían los futbolistas desde el club para ponerlos al servicio del combinado nacional. "Jugábamos de memoria, porque en Nacional ya teníamos un estilo definido y fue el mismo que trasladamos a la Selección", dice.

En ese momento Andrés Escobar (q.e.p.d.), una cuota habitual en el equipo tricolor, ya jugaba en el Young Boys suizo.

Hasta 1996 Nacional aportó, mínimo, cuatro jugadores a los procesos de selección. De ahí en adelante comenzaría el éxodo de futbolistas colombianos al exterior y los que jugaron en Nacional seguían siendo convocados, pero ya pertenecían a otros equipos.

En 1998 y 1999 aumentó de nuevo la cuota verde en la Tricolor. Aquel año tuvo la participación de cinco jugadores: Miguel Calero (q.e.p.d.), Néider Morantes, Henry Zambrano, Fredy Grisales e Iván Ramiro Córdoba, que fue transferido al San Lorenzo argentino. "En esa época Nacional tuvo muy buenos jugadores y eso se reflejaba en las convocatorias", explica Morantes.

Sin embargo, en el 2000 solo un hombre del verde fue llamado habitualmente. Se trató del portero Miguel Calero, que esa misma temporada también fue transferido al Pachuca mexicano. Víctor Aristizábal era otro histórico de Nacional que alternaba, pero para el momento actuaba con el Cruzeiro de Brasil. "Nacional casi siempre conforma muy buenas nóminas y por ende sus jugadores son mirados por los técnicos de la Selección", explica.

Hoy son dos los fijos de Pekerman: Álex Mejía y Stefan Medina. El exnacionalista Macnelly Torres, también fue convocado en este proceso y mantiene la continuidad aunque ahora juegue en Arabia Saudita.