HISTÓRICO
Emigrar es el camino que les queda a los españoles para salir de la crisis
  • Emigrar es el camino que les queda a los españoles para salir de la crisis | La falta de empleo se traduce en pérdida de vivienda, corte de servicios públicos, estancamiento del consumo y drama social en España. FOTO REUTERS Y AP
    Emigrar es el camino que les queda a los españoles para salir de la crisis | La falta de empleo se traduce en pérdida de vivienda, corte de servicios públicos, estancamiento del consumo y drama social en España. FOTO REUTERS Y AP
Por JUAN FELIPE SIERRA SUÁREZ | Publicado el 26 de enero de 2013

El lejano repunte económico de Europa preocupa al mundo y en especial a América Latina por ser un importante socio comercial y por tener a millones de inmigrantes latinos varados en el bloque, especialmente en España. A propósito de la cumbre que sostiene la UE con la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe, Celac, y que termina hoy en Santiago de Chile, EL COLOMBIANO dialogó con el español Rafael Pampillón, PhD en economía y uno de los más reconocidos analistas económicos europeos.

¿Cuál receta le queda a España para escapar de la crisis?
"La única manera de asimilar a los casi 6 millones de parados, la única vía que tenemos, es emigrar. España ya lo está haciendo hacia Latinoamérica pero hay que aumentar la presencia allá. Varias empresas españolas siguen abriendo en Colombia, Perú, Chile, México. Allí está la oportunidad porque la demanda en España está parada, no hay trabajo. Hay que exportar y crear filiales en esos otros países como alternativa".

¿Y cómo competirán?
"A base de reducir los costos laborales, de reducir los salarios, de ganar competitividad porque a corto y mediano plazo el consumo seguirá colapsado en España y gran parte de Europa. Las exportaciones son las que pueden compensar la caída del consumo interno. Si hay ventas al exterior se mantendrá la inversión y se generará empleo. Desde 2007 hasta ahora se han destruido 3,5 millones de puestos de trabajo en España".

Por eso, millones de latinoamericanos padecen más...
"Por años hemos recibido alta inmigración latina, especialmente, mano de obra barata, de baja calificación que se ha empleado en sectores con bajo valor agregado, como los oficios domésticos, oficios varios y la construcción, por ejemplo. Aquí fue más grave porque llegaron miles de personas en pleno boom constructor pero ahora está paralizado, toda esta gente se quedó sin qué hacer".

¿Pero cómo estimular una economía con austeridad?
"España está muy endeudado y tiene que reducir su déficit público. Para ello controla su gasto y aumenta sus ingresos a base de impuestos, pero como hay recesión, no hay cómo cobrar más impuestos. Se trata de un círculo vicioso porque la dificultad para recaudar aumente por el poco movimiento económico. A eso se suma que el euro es una moneda que está apreciada y seguirá apreciándose, afectando las exportaciones".

¿Le creen al presidente Mariano Rajoy?
"Hay una parte de la política económica que España no controla, esa es la política monetaria porque la hace Francfort desde el Banco Central Europeo, la política de cambio tampoco la controla, la política comercial tampoco porque la controla Bruselas. Nosotros no tenemos política económica exterior. Nos queda la política fiscal, la política laboral, de regulación de competencias. Son complicadas en esta época de crisis y el gobierno debería hacer una reforma laboral. Rajoy sabe lo que hay que hacer pero lo que pasa es que comete errores como el de subir las pensiones cuando las tenía que bajar, una política populista. Él sabe que no se puede subir el salario mínimo pero aún así lo hace para tener contenta a la gente. Es en un mensaje negativo para la economía porque hay que ser competitivos".

¿Qué falta?
"Una reforma laboral para facilitar la contratación, reducir los costos en seguridad social, reducir los impuestos, para compensar esto alargando la jubilación y congelando las pensiones. Habría que unificar los contratos de trabajo, tenemos 50 tipos de contratos, en política laboral podemos hacer mucho porque aquí no tenemos agencias privadas de colocación".