HISTÓRICO
VID: una marca que reúne a todos
  • VID: una marca que reúne a todos
Redacción comercial | Publicado el 07 de marzo de 2013

La transformación a VID hará la marca más atractiva para los mercados nacionales e internacionales.

Desde el miércoles, 6 de marzo, las 12 obras de la Congregación Mariana cambiaron su marca por la de organización “VID”, como resultado de un proceso de renovación y evolución al interior de esta entidad reconocida por los antioqueños, que cuenta con una trayectoria de ya casi 76 años.

Esta transformación innova en la presentación comercial de las obras que seguirán prestando sus servicios de salud, familia, educación y comunicaciones, como lo hacen desde 1937.

Se conserva la Congregación como grupo apostólico y el cambio se evidenciará en las obras que ahora se promueven con la nueva marca “VID”, la cual posee todos los atributos de su obra gestora.

Javier Duque Ramírez, director ejecutivo de la Fundación Santa María, ente administrativo de las obras de la Congregación, explica que “la Congregación Mariana de Medellín, desde hace tres años aproximadamente, entró en un proceso de renovación en su estructura administrativa y apostólica que derivó en muchas acciones, entre ellas, el cambio del nombre de las obras hacia la marca VID, la cual expresa toda la filosofía apostólica de la institución, de una manera moderna y unificada”.

¿QUÉ SIGNIFICA VID?
“VID expresa en sus tres letras toda la filosofía corporativa de la Congregación. La V representa el corazón, la vida, la cual defendemos y hacemos todo lo posible por mantener en  nuestras obras de salud. La I, representa al ser humano, por quien trabajamos en nuestras obras reconociendo su dignidad como hijo de Dios. La D, representa la naturaleza y expresa la responsabilidad ambiental. Y por último, las tres letras en  su conjunto nos recuerda que somos frutos de la Vid, que somos las semillas del Sembrador, Dios, y que debemos dar frutos. ‘Yo soy la Vid y ustedes los sarmientos… Juan 15 5.’”, explica el director general de la Congregación Mariana, sacerdote Mario Franco Espinal S.J.

BENEFICIOS
Esta transformación traerá cambios positivos que le darán más vida comercial a las obras, gracias a esta nueva marca más atractiva y visible para los mercados internacionales.

“Durante estos 75 años nos convertimos sin buscarlo en un grupo empresarial y ahora debemos expresar claramente nuestra misión apostólica como Congregación y nuestra misión de servicio social desde las obras como organización VID. Esta será tan reconocida y querida como nuestra marca madre la Congregación Mariana, pues sus valores y su filosofía de servicio siempre buscan el bienestar y la dignidad de todas las personas”, agrega el señor Javier Duque Ramírez.

Las obras seguirán investigando, innovando, atendiendo, formando, entreteniendo y enriqueciendo espiritualmente a todos aquellos que se acerquen de una u otra manera a ellas.

VID trae los frutos de una larga cosecha de 75 años. Es el momento de recoger y renovar la siembra para que la evolución siga trayendo buenos resultados.