HISTÓRICO
Unas escaleras que referencian
  • Las escaleras hicieron de la comuna trece un punto de referencia en Medellín. FOTOGRAFÍAS JONATHAN CARVAJAL
    Las escaleras hicieron de la comuna trece un punto de referencia en Medellín. FOTOGRAFÍAS JONATHAN CARVAJAL
Redacción comercial | Publicado el 13 de noviembre de 2012

Muestra de pujanza es el calificativo que dan algunos visitantes a este sistema de movilidad novedoso en el mundo.

Mirar la ciudad desde arriba, desde la parte alta de Las Independencias, es un plan que conocieron hace poco Lucía Jaramillo Hernández, Humberto Muñoz Pérez y Blanca Areiza.

Los tres viven en otro de los barrios de la comuna trece de Medellín, pero un día se pegaron la caminadita hasta Las Independencias para subir por las famosas escaleras eléctricas. “Esto es para relajarse, para disfrutar. Es un proyecto que le da mucha alegría a este rincón de la ciudad”, explica Areiza.

No está equivocada, es un sentir común. Las escaleras son el sistema de movilidad más novedoso del mundo, construidas por la Alcaldía de Medellín a través de la  Empresa de Desarrollo Urbano (EDU), y es innovador porque se usan en un espacio abierto para conectar las partes baja y alta de Las Independencias.

Terminales Medellín, experta en el manejo de sistemas de movilidad, se encarga de la administración y operación del proyecto, por lo que ha logrado un manejo adecuado con la participación de gestores pedagógicos que acompañan en cada uno de los seis tramos.

En llave con la comunidad
“Es un reto interesante e importante. Nosotros manejamos todo el tema de movilidad y este sistema hace parte del mismo y es novedoso: no existe en ningún lugar del mundo, y menos en una zona tan marginal y con algunos problemas sociales. De manera que para nosotros es interesante y hemos aprendido”, destaca Carlos Alberto Molina Gómez, gerente general de Terminales Medellín.

Tres o cuatro veces Lucía, Humberto y Blanca han caminado hasta Las Independencias, montan en las escaleras, echan un vistazo desde arriba y visitan a una amiga que tienen allá.

“Esto es una gran muestra de pujanza. Pero no solo las escaleras, los gestores también, porque son muy amables y están pendientes de la gente que se sube”, aporta Jaramillo.

Para el Gerente este es un punto que motiva, porque lo considera un detalle clave para estar dentro de la comunidad y trabajar con ella para su propio beneficio. 

“Hemos tenido mucho acercamiento con los habitantes del sector, lo bueno es que la gente está muy comprometida con las escaleras, quieren la obra y han entendido que no solo es un medio de comunicación para ellos, sino un punto de referencia y desarrollo”, señala el doctor Molina.