HISTÓRICO
En 2013 el salario mínimo no superaría los $600.000: Anif
POR LA REPÚBLICA | Publicado el 17 de octubre de 2012
Empezó el debate sobre cuánto debe subir el salario mínimo en 2013. La Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) es la primera entidad que lanza una propuesta, elevándolo de 566.000 pesos mensuales a cerca de 590.000 pesos mensuales.

Anif sostiene que la fórmula universal sugiere reajustar el salario mínimo legal en no más del 4,2 por ciento, consistente con una inflación supuesta del 3,0 por ciento en el último informe de diciembre de 2012 y unas ganancias de productividad laboral del orden del 1,2 por ciento anual, con un crecimiento del 4,5 por ciento.

“Esta cifra podría ser un buen indicador para que los empresarios empiecen a proponer, pero resulta prematuro calcular si a la fecha no se sabe qué va a pasar con la productividad, la cifra de 1,2 por ciento resulta muy baja para lo que se esperaría” afirmó Cesar Ferrari , docente de la Universidad Javeriana.

De acuerdo con Anif, un salario superior al 4,2 por ciento amenazaría la doble meta de reducir el desempleo por debajo del 10 por ciento en 2013 y lograr elevar el número de empleos formales en los próximos tres años.

El secretario General de la Confederación General de Trabajadores (CGT), Julio Roberto Gómez , aseguró que no puede darse un efecto negativo en un mayor salario. Además, acusó a Anif de ser cómplice de la voracidad del sector financiero, por lo que es posible que quisiera revivir viejas tesis de fijar bajos ingresos que generarían empleo pero que aumentarían la pobreza.

El líder sindical citó ejemplos de países como Noruega, Suecia, Irlanda y Japón, en donde están saneadas las economías sin tener que disminuir el salario.

De acuerdo con el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) y del Consejo Gremial Nacional, Rafael Mejía López , los cálculos que hace Anif son cifras que no se pueden sacar a la ligera y se deben tener en cuenta dentro de los parámetros que determinan el ingreso mínimo fijado el Gobierno.

Anif sugiere analizar la situación macroeconómica y los problemas del mercado laboral, donde el promedio de desempleo entre enero y agosto fue de 10,9 por ciento y los costos no salariales fueron del orden del 65 por ciento.