HISTÓRICO
En Antioquia, el robo “hormiga” se lleva $40.000 millones al año
  • ILUSTRACIÓN MORPHART
    ILUSTRACIÓN MORPHART
Por JOSÉ F. LOAIZA BRAN | Publicado el 06 de marzo de 2013

Tal como las arrieras son capaces de dejar un naranjo reducido a chamizas, el robo constante de artículos de tamaño menor en supermercados, almacenes y la industria aplica pérdidas de miles de millones de pesos al comercio antioqueño.

El director en Antioquia de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), Sergio Ignacio Soto, calcula que el denominado robo hormiga se lleva 40.000 millones de pesos cada año en 500 establecimientos comerciales del departamento con áreas superiores a 400 metros cuadrados.

"Estos robos provienen de una industria criminal. Utilizan a personas de la tercera edad, mujeres y menores de edad buscando no ser judicializados", subraya Soto.

El dirigente gremial señala entre los artículos más hurtados enlatados, cárnicos, pilas, prendas de ropa interior y ropa para bebés, dulces y licores. Considera que al ser clasificados como delitos de menor cuantía por las autoridades judiciales, es muy frecuente la reincidencia, algo que, según afirma, desanima a los comerciantes y a la Policía.

"Utilizamos medios tecnológicos: cámaras, alarmas en las puertas o pines. Aunque esté la prueba física, muchas veces los capturados, aún con este acervo probatorio, al otro día vuelven a reincidir", dijo.

El gerente comercial de Alto Colombia, empresa dedicada a combatir este tipo de robos en el país, Luis Analla Abello, revela que de diez personas que hurtan en supermercados y centros comerciales solo dos son detectadas.

Sin embargo, destaca que durante los últimos tres años se han judicializado 3.000 personas por el robo hormiga, 115 de ellos han sido reincidentes y al 85 por ciento de ellos la Fiscalía le ha imputado cargos.

El principio de oportunidad, suspensión del ingreso a establecimientos comerciales, sanción económica e incluso la detención, son algunos de los resultados.