HISTÓRICO
En Antioquia las Farc pasan de la coca al oro
  • En Antioquia las Farc pasan de la coca al oro | La incursión de la guerrilla en la minería ilegal y el despojo de tierras, contrastan con las declaraciones dadas hace una semana por “Iván Márquez”. FOTO HENRY AGUDELO
    En Antioquia las Farc pasan de la coca al oro | La incursión de la guerrilla en la minería ilegal y el despojo de tierras, contrastan con las declaraciones dadas hace una semana por “Iván Márquez”. FOTO HENRY AGUDELO
Por DANIEL RIVERA MARÍN | Publicado el 24 de octubre de 2012

Aunque hace una semana, en su discurso desde Oslo (Noruega), el jefe del grupo negociador de las Farc, Luciano Marín Arango, "Iván Márquez", señaló el uso irracional y desmedido de millones de hectáreas en la explotación minera, petrolera y ganadera, a la guerrilla le cuesta ocultar la responsabilidad que tiene en el despojo de tierras y en el crecimiento de fenómenos como la fiebre de minería ilegal de oro.

El insurgente también denunció que "casi seis millones de campesinos deambulan por las calles víctimas del desplazamiento forzoso".

En Antioquia la realidad constata la presencia, durante los últimos 20 años, de los frentes 4, 5, 9, 18, 34, 36, 37 y 47 y de la columna móvil Mario Vélez y las milicias bolivarianas, responsables de reclutamiento y despojo de tierras, según fuentes de la Policía.

Pero en el tema de la minería (uno de los vagones de la locomotora económica del presidente Juan Manuel Santos), que fue criticado por la comisión guerrillera, las Farc han tenido que ver, por lo menos en Antioquia. Según fuentes de inteligencia de la Policía, en municipios como Segovia, Remedios, Nechí, El Bagre, Zaragoza, Vegachí, Anorí, Amalfi, Tarazá, Cáceres y Caucasia, las Farc han tomado control de la minería informal, extorsionando.

Los datos señalan que por la entrada de maquinaria amarilla a una mina, los subversivos pueden cobrar entre 3 y 5 millones de pesos, además de que cada mes cobran una renta por tener las máquinas funcionando y también por la entrada de gasolina. Sumado al botín, está el 10 por ciento "de impuesto" que se exige por lo producido.

La mutación
El comandante de la Policía Antioquia, coronel José Gerardo Acevedo, asegura que en el departamento las filas farianas están mudando su forma de financiamiento, pasando del narcotráfico, "que bajó mucho en la región", al oro.

"Están enfocando sus fuerzas hacia la minería, porque desde allá están sacando las finanzas para su accionar terrorista, sobre todo en el Norte, en el Nordeste y en el Bajo Cauca", dice el Coronel. Eso se ha traducido en que las acciones bélicas en tales regiones tengan una baja, "para no tener confrontaciones con la Fuerza Pública y evitar ponerse en evidencia".

Inteligencia militar señala que en el Nordeste antioqueño y el Sur de Bolívar se encuentran alrededor de 700 retroexcavadoras "que equivalen a un ingreso aproximado de 2 mil 100 millones y 3 mil 500 millones mensuales". Por lo que las Farc estarían recibiendo un ingreso anual que oscila entre los 25 mil 200 millones de pesos y los 42 mil millones de pesos.

La inteligencia policial dice poseer indicios de que las Farc posiblemente tienen minas de su propiedad, además de que tienen guerrilleros trabajando en otros socavones.

En Nordeste y Bajo Cauca tendrían alianzas con la banda criminal "los Urabeños", lo que les representaría ingresos mensuales cercanos a los 3 mil millones de pesos.

Así la minería, además de estar incorporada a estos "indicadores económicos ilegales" y a los daños ocasionados al medio ambiente, es combustible para mantener en marcha las filas farianas.

En Antioquia hay, según datos de la Secretaría de Minas de la Gobernación, 1 millón 28 mil 327 hectáreas tituladas, lo que equivale al 16,2 por ciento del territorio. El mismo en el que incursionan las Farc con el ánimo de extorsionar las explotaciones legales.

Las Farc y la tierra
La distribución y la tecnificación de la tierra no son el único dilema de los campesinos, también lo es el despojo. El ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo , aseguró hace unos días que según la Unidad de Restitución de Tierras, en las 24 mil 848 solicitudes de reclamación que se han presentado, 8 mil 671 señalan a las Farc como responsables, lo que equivale a 715.000 hectáreas.

El coronel José Gerardo Acevedo afirma que aún se sigue presentando que "las familias que no colaboran a las Farc en algunos territorios rurales como los de Ituango, Anorí, Campamento, Guadalupe y Tarazá, tienen que dejar sus parcelas por amenazas".

Fuentes de inteligencia militar señalan que las Farc "han incrementado los ataques a la población civil con la explosión de artefactos y amenazas a los líderes y presidentes de Juntas de Acción Comunal (JAC) en el Bajo Cauca y el Nordeste", lo que lleva al desplazamiento. Además de ataques a la infraestructura eléctrica y petrolera.

Vacas por hectárea
Datos ofrecidos por la Secretaría de Agricultura de la Gobernación de Antioquia muestran que en el departamento solo hay 60 personas que tienen más de 2.000 hectáreas de tierra. En cambio, el grueso de los campesinos se concentra entre ninguna y tres hectáreas, estos son 177 mil 608 propietarios.

Gerardo Vega , director de la Fundación Forjando Futuros, dice que en Colombia se cumple lo dicho por ONU: "que el 52 por ciento de la tierra con vocación agrícola pertenece al 1,15 por ciento de los propietarios".

Antioquia tiene 6 millones 335 mil 287 hectáreas, de las que el sector agropecuario aprovecha 4 millones 47 mil 256, que son equivalentes al 63,9 por ciento. De esas tierras, 2 millones 800 mil hectáreas son pastos y están dedicadas a la ganadería, lo que significa que el 69 por ciento de la tierra que es óptima para la siembra está integrada a la cadena bovina.

En esas 2 millones 800 mil hectáreas hay 2 millones 600 mil reses, lo que equivale, aproximadamente, a que por cada hectárea hay un animal.

Una fuente cercana a la Secretaría de Agricultura de Antioquia explica que "hay un atraso tecnológico-competitivo. Por todos los lados estamos muy atrasados y necesitamos mejorar lo que es nutrición, de esa manera se optimizaría el uso de la tierra".

Forjando Futuros muestra que de las 114 millones de hectáreas que tiene Colombia, "39.5 millones están dedicadas a la ganadería extensiva. La misma producción ganadera se podría obtener en 11 millones de hectáreas. Del territorio apto para la agricultura, sólo 1.1 millones de hectáreas cuentan con infraestructura tecnificada".

"Márquez" aseguró en Oslo que actualmente "más de 30 millones de colombianos viven en la pobreza, 12 millones en la indigencia, el 50 por ciento de la población económicamente activa agoniza entre el desempleo y el subempleo", declaración que choca con las cifras entregadas por el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane), que en mayo aseguró que en 2011 el número de colombianos pobres fue de 15 millones 241 mil. Se reveló, también en su momento, desde la entidad, que la cifra cayó en un 37,2 por ciento, aunque en la pobreza extrema se encuentran 4 millones 744 mil ciudadanos.

Las cifras del jefe guerrillero no coinciden con las del Gobierno: las sobrepasan en más del 50 por ciento. Los campesinos son parte de esa población más vulnerable y para la cual la propiedad y explotación de la tierra son asuntos cruciales.

Tiene razón "Márquez", aún hay pobreza notoria en el país. Una pobreza que tiene entre sus causas las acciones de las Farc. Basta mirar a Antioquia.