HISTÓRICO
En Colombia se mantiene apoyo al proceso de paz
Por JAVIER ALEXANDER MACÍAS | Publicado el 27 de junio de 2013
Insistir en los diálogos con la guerrilla hasta lograr un acuerdo de paz, es la salida que los colombianos, encuestados por Gallup en su último sondeo, ven como la más conveniente tras casi 50 años de conflicto armado.

El 66 por ciento que apoya el proceso adelantado en La Habana (792 personas de 1.200 encuestadas en junio), se traduce en un apoyo constante reflejado en un crecimiento de dos puntos con respecto a la encuesta anterior, en la que el 64 por ciento (768 personas de 1.200 encuestadas en abril), le dijeron sí a los diálogos.

¿A qué se debe el apoyo? Jairo Delgado, especialista en Ciencia Política y director de Análisis del Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría Olózaga, considera que en el momento hay una vocación nacional de paz a pesar de las dificultades que se han presentado en el proceso.

"Tanto en la guerrilla como en los colombianos hay un agotamiento por la confrontación armada y la violencia que genera. Por eso la gente quiere la paz", dice Delgado.

Sin embargo, desde la otra orilla, de los 1.200 encuestados, 384 (32 por ciento) se mantienen firmes en que con la guerrilla no debe haber un diálogo y por el contrario, deben "tratar de derrotarlos militarmente". Es un crecimiento leve, si se tiene en cuenta que en abril pasado, 372 de los 1.200 encuestados apoyaron esta posición de cero diálogos y buscar la derrota militar de la guerrilla.

Esta percepción de no apoyo a una mesa de negociación puede basarse, según el Consultor en Seguridad Ciudadana, Diego Corrales, en que algunos de los colombianos no están de acuerdo en cómo se adelanta el proceso de paz.

"Los últimos incidentes con las Farc, como ataques y hostigamientos en poblaciones, es lo que ha llevado al escepticismo", precisa Corrales.

Participación política
Uno de los puntos con los que algunas personas no están de acuerdo, afirma Corrales, es la participación política de la guerrilla si se llegase a firmar un acuerdo de paz. "A la gente le daría muy duro ver a ‘Timochenko’ o a ‘Iván Márquez’ en el congreso", afirma.

Y esta posición se ve reflejada en la indagación de Gallup. Hace dos meses, el 78 por ciento de los 1.200 encuestados (936 personas) no estaban de acuerdo en la participación política de las Farc. Al 13 de junio, 960 personas apoyaban esta posición.

En la misma encuesta, el apoyo a las Farc en la palestra política es poco. Tan solo el 18 por ciento (216 personas) le da un sí a ver guerrilleros ocupando escaños.

Tanto Delgado como Corrales insisten en que tras la firma del primer acuerdo, el apoyo a las conversaciones toma un aire de optimismo porque en Colombia se ha mantenido vivo el deseo por alcanzar la paz.