HISTÓRICO
EN DEFENSA DE SANTOS
  • EN DEFENSA DE SANTOS |
    EN DEFENSA DE SANTOS |
Por RAMIRO VALENCIA COSSIO | Publicado el 03 de mayo de 2013

Cuando usted vea un noticiero, lea la prensa u oiga la radio, no se quede con el titular (ni siquiera con el de esta columna).

Hay que "bucear" en la noticia. Los titulares solo le permiten "el surfing".

Haga un ensayo. Revise los medios de comunicación acerca de cómo informaron de la encuesta de Gallup, publicada ayer.

Déjeme yo le doy otra visión: en diciembre de 2012, el 53 % de los colombianos tenía una imagen favorable de Santos, en la de ayer, el 47 %.

En diciembre pasado su gestión la aprobaba el 56 %, en la de ayer el 50 %.

Mire estos aspectos que son desaprobados por los colombianos en la encuesta publicada ayer: lucha contra la corrupción (56 %), manejo de la economía (51 %), desempleo (68 %), guerrilla (58 %), narcotráfico (56 %), costo de vida (68 %), seguridad (74 %), diferendo con Nicaragua (72 %). ¿Cuáles aprueban?: relaciones internacionales (71 %), vivienda (76 %).

Ante estos porcentajes deben estar medio locos sus asesores de imagen y más locos aun cuando Uribe, con un 54 %, todavía supera el 47 % de Santos en imagen favorable.

Lo grave para un país es que un gobernante esté supeditado a las encuestas, porque tratará de modificarlas, pero no de gobernar.

Ellas pueden ser un punto de análisis, pero no pueden ser un fin.

Si es un fin, lo harán decir lo que quiere oír cada auditorio y decidir complaciendo cada interés.

A Santos lo han disfrazado. Él es un hombre que viste con elegancia y es de finos modales. Así es. Y eso está bien.

Cuando los publicistas quieren posicionar un producto o una marca lo que hacen es resaltar los atributos de ese producto o marca.

No se trata de engañar al público, porque éste rápidamente se da cuenta de la triquiñuela.

Un asesor de imagen que así actúa lo que hace es perjudicar. Uno no puede disfrazar un BMW de "carro de paletas".

El presidente Santos tiene sus propios atributos y presentarlo como no es, es un irrespeto a él mismo y a su dignidad como Presidente.

No le luce que lo hagan posar impecablemente vestido tirando una atarraya en las playas de San Andrés o cargando negritos y posando para la foto, recién levantado y en calzoncillos.

Tenga la certeza, Presidente, de que eso no cambia las encuestas. Sea como usted es, como le nace. Y actúe para buscar el bien común.

Usted no es un jabón o un champú que hay que vender. Usted es un gobernante que estoy seguro actúa de buena fe y con la mejor intención.

Usted encarna la dignidad de la nación. Por eso contra el ego de los asesores de imagen, salgo en defensa de Santos.