HISTÓRICO
En España quieren pasar pronto la página oscura que les deja 2012
Por JUAN FELIPE SIERRA SUÁREZ | Publicado el 29 de diciembre de 2012
Lo que antes era el sueño de muchos ahora es un destino vetado para esos inmigrantes latinos, rumanos-marroquíes y africanos que querían construir un futuro mejor en España.

El país ibérico afronta la peor recesión económica de los últimos 122 años y se alista para despedir el 2012 para dejarlo bien atrás en sus recuerdos, dado el mal balance que arrojó esta temporada.

Con la economía estancada, un desempleo del 25 por ciento, más de 5 millones de personas cesantes; una morosidad bancaria cercana al 10 por ciento, "un sector financiero enfermo y unas finanzas públicas en rojo, se espera que tarde o temprano llegue el poco anhelado rescate", dijo Juan Carlos Martínez, economista español del IE Business School.

Incluso la adversidad aumentó los procedimientos de desahucio en los 9 primeros meses de este año, los cuales ascendieron a 49.702, una cifra récord que supone un 15,9 por ciento más que los del mismo periodo de 2011, según el Consejo General del Poder Judicial de España.

Todo estos indicadores han impactado negativamente a los españoles, quienes esperan cerrar este capítulo amargo y comenzar un 2013 con algo de esperanza que revierta la dura realidad, eso sí, conscientes de que todavía tendrán que afrontar un duro 2013.

El propio presidente de España, Mariano Rajoy, lo dijo el pasado viernes cuando explicó en su discurso navideño —que sirvió de balance de su primer año de gobierno—, que "aún lo más duro está por venir y se dará en la primera mitad del próximo año". Por eso pidió un poco más de esfuerzo a los españoles, que tienen la soga al cuello y casi todos los días salen a protestar, porque no soportan más recortes, más impuestos y más tijera a partidas públicas tan sensibles como la educación o la salud, todo esto para que el Gobierno le cumpla a sus socios de la UE.

"Fue un año duro que se ha visto reflejado en menor capacidad de compra de las familias, más ahora en esta época de fiestas, incluso se vio una menor apetencia por la Lotería de Navidad que jugó el pasado 22 de diciembre y es una de las más comprada. Tampoco se espera mayor repunte del comercio para el día de Reyes, este 6 de enero, porque se respira un clima de austeridad en todos los niveles de la sociedad", dijo a este diario Florencio Sánchez, director de la agencia española Vasco Press.

Presión política
Pero además de la crisis económica, Rajoy también ha tenido que lidiar el cisma político a lo largo del año, no solo enfrentando a los opositores del Partido Social Obrero Español sino con el gobierno autónomo de la región de Cataluña, que cansando de la dependencia austera del gobierno central, convocó desde el pasado 11 de septiembre a un referendo independentista que finalmente se efectuó el 25 de noviembre, sin éxito.

Bajan los extranjeros
En cuanto a los índices migratorios hay una cifra que evidencia el desencanto de los extranjeros que llegan a España en busca de un sueño, según el Instituto Nacional de Estadística, solo en 2011 457.650 extranjeros legales abandonaron el país y se estima que al cierre de 2012 la cifra incluso sea superada. Para Nerea Dorronsoro, abogada española experta en inmigración, también en diálogo con este diario, dijo que "es una realidad el desánimo de los extranjeros por las restricciones laborales que tienen en España, acá protegen a los nacionales, salvo algunas empresas que se consideran de interés público, económico o social y necesitan un personal especializado. De resto para la mayoría de empresas es muy complicado vincular a extranjeros y el certificado de trabajo es difícil de obtener porque toda vacante debería ser ocupada por españoles" n