HISTÓRICO
En Fortul no encajan piezas
  • En Fortul no encajan piezas | Jaime Pérez, enviado especial-Fortul, Arauca | En cada rincón de Fortul, Arauca, se ven y escuchan llamados por la libertad de Nhora Valentina, secuestrada el 29 de septiembre por personas que, hasta el momento, no han sido identificadas.
    En Fortul no encajan piezas | Jaime Pérez, enviado especial-Fortul, Arauca | En cada rincón de Fortul, Arauca, se ven y escuchan llamados por la libertad de Nhora Valentina, secuestrada el 29 de septiembre por personas que, hasta el momento, no han sido identificadas.
María Victoria Correa | Publicado el 08 de octubre de 2011

Pilar Gutiérrez no ha llorado en público la última semana. Al menos, toda la tristeza se la guarda para ella solita. Cuando prenden las cámaras de televisión, ella, cual diva llanera, aparece tranquila, radiante, con los aretes del color de la camisa y las botas del mismo color de la correa. Cuando las cámaras se prenden ella se arregla el cabello y sonríe.

Cuando se apagan, cuentan los que pueden ver la escena, la mujer bella y sonriente, se destroza, se desmorona, cae. Se sumerge en una cadena de llanto y de oración que llega a todos los rincones de esta casa triste.

Desde hace una semana esa es la rutina de Pilar: sonreír en público y llorar en privado. Su consigna es que su princesa, Valentina, no la puede ver desfallecer, eso jamás.

Antes de empezar, Pilar se cambia de zapatos, se acomoda el cabello, se echa un polvito en la cara y ahora sí, comienza a contarle a Colombia lo que pasó el jueves 29 de septiembre, cuando secuestraron a su hija Nhora Valentina Muñoz en Fortul, Arauca.

Rosario de hipótesis
Fortul hace parte del corredor estratégico del Eln, junto con Tame y Saravena, en Arauca. Aunque para los analistas es claro que en este territorio también hay una fuerte influencia la guerrilla de las Farc.

Al igual que en el resto del país, los fortuleños se preparan para votar el 30 de octubre y por eso, uno que otro pasacalle se ve por este municipio de cerca de 10 mil habitantes. Esas son las razones por las que sus habitantes tienen miedo de hablar sobre el secuestro de Valentina: la influencia de la guerrillas y la campaña electoral.

Se apagan las grabadoras y aparece la primera hipótesis. Don Esteban* explica que todo empezó hace cuatro años, cuando el entonces médico Jorge Muñoz, padre de la pequeña y hoy mandatario local, comenzó su campaña a la Alcaldía. "Él se montó a la Alcaldía con un grupo de personas, se dice que del Eln, y cuando ganó las sacó y armó un nuevo equipo. Ahí puede estar el porqué Valentina está secuestrada. Le están facturando la deuda de las elecciones pasadas".

La segunda hipótesis aparece en la voz de Alonso*, quien advierte que el secuestro no tiene que ver con asuntos políticos, sino meramente extorsivos. "De acuerdo con el panorama que se vive en la región, es posible que no sea un asunto político. En la actual administración no ha habido mucha presión para con las guerrillas".

Don Augusto* agrega que en "el pueblo se especula que él (el Alcalde) ha sacado mucha plata de contratos. Se hace una obra y un porcentaje va para él. Aquí no hay grandes obras, pero se ejecuta todo el presupuesto, el año pasado se ejecutaron 18 mil millones y nadie sabe en qué. El secuestro puede ser extorsivo".

El relato de Pilar
"La niña y yo salimos de la casa ese jueves a las 6:25 de la mañana. Íbamos en la moto. Cuando estacioné en la escuela un carro se me acercó y empezó el terror. Se bajaron dos hombres. A Nhora le pusieron la pistola en la cabeza y empezó a gritar. Yo pensaba que era mentira. Cuando reaccioné ya estábamos en el carro y mi niña no paraba de gritar.

Ella lloraba con impotencia, les suplicaba, les decía que ella se les arrodillaba, pero que la dejaran ir a la escuela. Así pasaron 10 minutos. De repente me dijeron que me bajara del carro.

Uno de ellos me entregó 20 mil pesos para que me devolviera y me dijo que esperara una llamada, ahí escuché los gritos de mi niña: mamááááááá, mamááááááá, pero con toda la fuerza del mundo. Ya el carro iba lejos".

Siguen las hipótesis
Mientras que el Ejército Nacional sigue armando el rompecabezas sobre el paradero de la pequeña y dice que por su seguridad no revelará detalles de los avances de la búsqueda, para el congresista de la región Albeiro Vanegas, es claro que la opinión pública tiene como único responsable a las Farc.

El párroco de la iglesia Nuestra Señora del Carmen en Fortul, Manuel González, manifestó que el municipio está sumergido en la incertidumbre. "No se ha manifestado que sea un secuestro extorsivo y como estamos en época electoral es muy posible que sean móviles políticos".

Abdón Goyeneche, profesor miembro de la Asociación Departamental de Educadores, indicó que considera que los secuestradores están buscando recursos económicos. "En Arauca hay delincuencia común que también puede estar tras de esta situación por intereses personales".

Pilar y su drama
"Quedé en la mitad de la carretera. Cogí un taxi y le pedí que me trajera a la casa. Estaba muy asustada porque los hombres me dijeron también que no podía avisarle a la Policía, que si avisaba me mataban la niña. Cuando venía en La Y había Policía y casi me muero; me tocó esconderme. Faltaban 20 minutos para las 7. Entonces, cuando pasamos por el retén me tocó taparme la cara. Cuando llegué a la casa, encontré a todo mundo en la calle y comencé el llanto.

También quiero decir que yo no pensé que esto iba a ser tan largo. Cuando llegué a la casa, me imaginé que en tres horas me iban a llamar, jamás llegué a pensar que esto iba a durar días. Nunca. Nunca".

*Los nombres se cambiaron por petición de las fuentes.