HISTÓRICO
"En La Habana hay buen ambiente de paz": Angelino Garzón
  • FOTO ARCHIVO
    FOTO ARCHIVO
Colprensa | Publicado el 15 de junio de 2013

El vicepresidente Angelino Garzón instó a que los negociadores firmen los acuerdos de paz este mismo año, anunció que en Colombia no se pueden permitir más genocidios como el que ocurrió con la Unión Patriótica y dijo que a pesar de la tensión diplomática que se generó entre Colombia y Venezuela, en La Habana hay muy buen ambiente de paz.

“Yo creo que en La Habana afortunadamente hay un buen ambiente, hay diálogo y hay entendimiento entre los voceros del gobierno y la guerrilla de las Farc. Y obviamente que el Gobierno Nacional valora enormemente tanto el papel de Noruega y Cuba, como el papel de Venezuela y de Chile”, declaró el vicepresidente quien celebró la posibilidad de una reunión entre el presidente Santos y su homólogo venezolano, Nicolás Maduro.

Este encuentro buscará el pleno restablecimiento de las relaciones entre los dos países, luego de las tensiones que se presentaron por la visita a Colombia del líder opositor venezolano, Hernique Capriles, quien fue recibido por el presidente Juan Manuel Santos. Este hecho suscitó la molestia del gobierno venezolano, que anunció que evaluaría su participación en el desarrollo de los diálogos de paz, lo que generó tensiones entre los dos gobiernos.

El vicepresidente Garzón también invitó a las dos partes negociadoras de la paz para que eviten plantear temas imposibles y luego recordó que el país tiene una deuda histórica con la paz, tras permitir el asesinato de los principales dirigentes de la Unión Patriótica y sin que ello motivara una dura reacción en contra de esa masacre.

“No podemos permitir en Colombia más genocidios como el que se hizo con la Unión Patriótica”, dijo Garzón quien durante su intervención anotó que en el país es más fácil hacer la guerra que la paz.

Las declaraciones del vicepresidente se dieron durante el Foro Distrital de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario en el que se socializaron las conclusiones de las mesas de trabajo con comunidades y organizaciones sociales que representan población minoritaria sobre temas de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario.

Durante el foro, los representantes de las víctimas se quejaron ante el vicepresidente y mostraron su inconformidad con la labor de la directora de la Unidad de Víctimas, Paula Gaviria, argumentado que no conoce el conflicto del país y desatiende las peticiones de la mesa de las víctimas.

El Vicepresidente se comprometió a interceder por las víctimas con la directora de la Unidad y se defendió argumentado que el nombramiento de Gaviria lo realizó el Presidente de la República.