HISTÓRICO
“En la Vuelta sufrí como condenado”
  • "En la Vuelta sufrí como condenado" | Tres instantes en la vida ciclista de Óscar de Jesús Vargas en Colombia, la Vuelta a España-87 y el Tour de Francia-87. Era figura. FOTO ARCHIVO.
    "En la Vuelta sufrí como condenado" | Tres instantes en la vida ciclista de Óscar de Jesús Vargas en Colombia, la Vuelta a España-87 y el Tour de Francia-87. Era figura. FOTO ARCHIVO.
Por PABLO ARBELÁEZ RESTREPO | Publicado el 24 de agosto de 2013

El dependiente no podía creer a quien tenía frente a sus ojos.

"Si viera que usted es el ciclista más importante que he tenido como visitante en este almacén", le dijo a Óscar de Jesús Vargas.

Otro día, su pequeño hijo Óscar Andrés volvió a casa con un libro viejo. "Papá, el padre de un compañero me pidió que le firmaras una foto tuya que está en este libro sobre la historia de la Vuelta a España".

Ambos sucesos se presentaron mucho tiempo después de su retiro del pedalismo en Barcelona, donde por doce años vivió Óscar de Jota, uno de los corredores colombianos que hizo historia en la ronda ibérica, como aquellas que protagonizó en 1987 y en 1989, cuando fue quinto y tercero, incluso con subida al podio como ganador de la montaña y de la combinada.

En Europa hizo fama. Disputó el Tour con Manzana Postobón, pero desde que era un neo profesional formó parte de la plantilla del Kelme. La Vuelta a España fue el teatro de su grandes actuaciones, esas que le valieron ser uno de los preferidos de los fanáticos del pedal, como aquellos que después lo reconocían como alguien grande.

Esta es la hora que no se explica cómo hizo para terminar la ronda ibérica de 1987, la que tuvo la victoria de Lucho Herrera. Hoy maneja una finca de su propiedad en Urrao, donde nació.

Sus tobillos fueron, por buena parte de la competencia, dos bancos. El Talón de Aquiles del pie izquierdo fue el primero en molestarle y por la descompensación también sufrió la inflamación del derecho.

"Todos los días, desde la quinta etapa cuando empezaron las molestias, había la duda sobre mi continuidad o no en carrera. Así fue hasta el final, cuando prácticamente no podía ni caminar. Sufrí como un condenado, pero fue mucho lo que luché con tal de hacer una buena carrera", cuenta desde la tierra natal, donde trabaja con ganado y en reforestación.

En esa Vuelta a España, lo suyo tuvo visos de heroísmo, porque con esas lesiones aguantó el paso de un inconmensurable Lucho Herrera y la fortísima resistencia de Raimond Dietzen, Sean Kelly, Laurent Fignon y Pedro Perico Delgado.

Era apenas un novato, su clase estaba a la vista a los 23 años, juventud que le valió para resistir las dolencias, pero tuvo todo el apoyo del técnico Raúl Mesa para aguantar hasta el final en Madrid.

Quinto en la general de esa ronda, para retornar después en 1989 y hacer una de las mejores actuaciones de su vida, esa que le quedó en la cabeza al dueño del almacén de bicicletas de la ciudad condal y al papá del compañerito de su hijo en el colegio, allá en España.

"Yo volaba en 1989. Nadie me daba un metro. Pude ganar la Vuelta, porque marchaba fácil. Hice dos segundos lugares, en Cerler y en los Lagos de Covadonga, pero aún me duele que cuatro colombianos hubiéramos perdido con Pedro Perico Delgado, en la llegada a Cerler.

La otra cara de esa moneda, fue el dolor y el duelo que vivió a mediados de los años 90, cuando sufrió el asesinato de su padre, sucedido en Urrao, la tierra que ha querido tanto. A ese amargo suceso, los brazos largos de la violencia lo llevaron a ser amenazado de muerte, no sabe por quién y por qué motivo.

"No lo pensé dos veces, me llevé mi familia para España y nos establecimos en Barcelona, donde me vinculé al gremio del transporte. Manejé furgón y taxi. Para poderlo hacer tuve que realizar cursos y pasar exámenes que fueron complicados", cuenta con algo de sentimiento, ese que tras doce años lo devolvió a la tierra, no sin antes hacer el curso de entrenador de ciclismo con la Unión Ciclista Internacional, también allá.

Hoy, el rubio Vargas hace cuitas y hasta se formula preguntas sobre si pudo ganar la Vuelta a España, esa que lo hizo famoso para los seguidores del pedal.