HISTÓRICO
En Medellín, el médico visitará 25.000 hogares
Por JUAN CARLOS VALENCIA GIL | Publicado el 18 de febrero de 2013
Medellín es reconocida por su oferta de salud. Cuenta con 1.042 instituciones prestadoras de servicios, recibe pacientes de otras regiones e incluso el sector es uno de los cinco clusters estratégicos y con él se motiva el turismo médico.

Sin embargo, al mismo tiempo la Secretaría de Salud señala que en 2011 - último balance disponible - murieron 137 personas por VIH sida y hubo 6.884 embarazos adolescentes (mujeres de 10 a 19 años), 829 casos de dengue y 300 de malnutrición. Como solución, en 2012 la Alcaldía lanzó el programa Salud en el hogar para promocionar buenos hábitos y prevenir enfermedades que congestionan hospitales.

La Secretaría de Salud lidera la estrategia y la opera Metrosalud. El año pasado, los 130 profesionales encargados identificaron 14.000 familias. Al final de 2013 estarían atendidas 25.000.

Gabriel Guarín, secretario de Salud, señaló que el presupuesto para Salud en el hogar hasta 2015 es de 70.000 millones de pesos. El año pasado invirtieron 3.500 millones y en el presente serán 14.500 millones. La meta es que, al final de este gobierno, el programa llegue a 75.000 hogares, unas 250.000 personas.

La Secretaría contrató a 45 habitantes de las comunas para que orienten a los funcionarios hacia posibles pacientes, que son ubicados con ayuda de unidades de Metrosalud. Según el secretario, el equipo asistencial podría llegar a 500 integrantes.

Médico, nutricionista, sicólogo y enfermero componen el grupo que recorre los barrios. En ciertos casos, acompañados por odontólogo y un técnico ambiental que revisa aspectos como iluminación y ventilación de la casa.

Han trabajado en las comunas Popular, Santa Cruz, Manrique, Castilla, Doce de Octubre, Robledo, Villa Hermosa y San Javier, y por los corregimientos Altavista, Santa Elena y Palmitas. Guarín indicó que Laureles y El Poblado no son prioritarios, pues el 85 por ciento de sus pobladores es del régimen contributivo.

La idea es que, con visitas mensuales, cada hogar tenga atención año y medio, con el fin de que los pacientes cambien al menos el 60 por ciento de hábitos que causan enfermedades.

Luz Gutiérrez vive en Blanquizal y recibió la visita en enero. Dijo que, si bien ella y sus tres hijos están aliviados, le gusta que le pregunten sobre la salud. María Correa, de Altavista, contó que los funcionarios estuvieron en su casa el año pasado. "Nos tomaron la presión. Buena la visita, pero me mantengo en la Unidad de Belén; de qué no sufro", dijo la mujer, de 64 años.

Salud en el hogar también atiende pacientes obesos o discapacitados que no pueden ir a centros médicos, y a sus cuidadores. Están identificadas 900 familias y serán 1.600.

Los recorridos le sirven a la Alcaldía para inventariar enfermedades y problemas de salud pública. En reciente reunión de la comisión que monitorea el programa, el concejal Fabio Rivera sugirió crecer el presupuesto para fortalecer el plan de prevención.