HISTÓRICO
Ilegales permanecen en San José de Urama, donde hubo 11 muertos
  • Jaime Pérez, enviado especial, San José de UramaSan José de Urama es un corregimiento de Dabeiba donde viven 89 familias. Antes eran unas 200. Pese a lo que dice el grafiti, muchos han partido desde cuando las Farc y las autodefensas comenzaron a disputarse el territorio.
    Jaime Pérez, enviado especial, San José de Urama

    San José de Urama es un corregimiento de Dabeiba donde viven 89 familias. Antes eran unas 200. Pese a lo que dice el grafiti, muchos han partido desde cuando las Farc y las autodefensas comenzaron a disputarse el territorio.

  • En este sitio habitan sólo 500 personas. Muchas casas están vacías.
  • Gente que se había quedado en Dabeiba regresó al corregimiento.
  • 11 muertos y ocho heridos en combates de Farc y autodefensas.
Por
Elizabeth Yarce Ospina
Enviada especial, Dabeiba

En términos de un habitante de San José de Urama, corregimiento de Dabeiba, "si se tratara de un partido de fútbol podría decirse que las Farc y las autodefensas quedaron empatados después de los combates porque hubo muertos de lado y lado".

Después de tres días en los que los disparos tenían escondida la mitad del corregimiento debajo de las camas y a la otra refugiada en un colegio de Dabeiba, -porque salió a mercar y no pudo regresar-, el caserío parecía cobrar vida y un largo silencio indicó que habían terminado los enfrentamientos entre el Bloque Élmer Cárdenas (Bec) de las autodefensas y el Bloque José María Córdova de las Farc.

Desde la noche del lunes algunas de las 130 personas que estaban en el colegio iniciaron el retorno a San José de Urama, en carros tipo escalera y camiones. Otro numero grupo de habitantes lo hizo ayer.

"De no haberse acabado esos combates nos hubiera tocado amanecer en Dabeiba las noches que fueran necesarias. Estábamos bloqueados desde el sábado para volver a nuestras casas, por seguridad no podíamos regresar", explicó el educador Juan Ignacio López.

"En Dabeiba nos imaginábamos lo peor. Como no hay teléfonos dónde llamar, pensamos que nuestras familias iban a estar muertas. Nadie sabe lo que se siente regresar y encontrarla intacta", dijo una madre comunitaria tras abrazar a los suyos y reunirse con los vecinos para comentar la situación vivida.

En Urama

"El primer disparo se escuchó el sábado después de la una de la tarde. Aunque nos hubiera gustado salir corriendo, tuvimos que hacerlo fue para el baño, debajo de las camas, de la mesa del comedor, lo que fuera. Y así nos quedamos hasta el lunes por la mañana cuando nos levantamos y ya había tres cadáveres tirados en la calle", relata una mujer de la vereda El Encierro, a 10 minutos de San José de Urama.

Dos madres, de la vereda La Falda, a 20 minutos del corregimiento, no sueltan a sus 14 hijos. "No se pelearon al frente de la casa, pero como disparaban de monte a monte uno pensaba que ya iban a entrar. No sabíamos qué pasaba afuera y no dormimos. Ni las chicharras se oían con la chilladera de estos muchachitos", dice una de ellas.

El lunes por la tarde por fin pudieron salir y ahora necesitaban irse a trabajar, pero no sabían que hacer con sus hijos.

"Tengo que ir con todos ellos, porque me da miedo que si dejo a uno le pase algo", comenta Rubiela Úsuga, quien camina con todos sus niños cogidos de la mano.

Los choques armados ocurrieron en las veredas Camparrusia, Carrascal, El Encierro, El Mango, Agua Linda y Corcovado, pero los habitantes del corregimiento los sentían en la puerta de la casa.

"Hace cuatro años que no teníamos una cosa de estas. Las Farc se iban a meter y ellos se dieron cuenta y ahí fue cuando se prendió la balacera", relató un joven.

La llegada del Bec

Hombres del Bloque Élmer Cárdenas continuaban ayer en esa zona del Occidente paisa, en la que hasta la tarde del lunes combatieron con guerrilleros de las Farc, mientras que en las morgues de Dabeiba y Uramita los médicos legistas confirmaron que en total se realizaron las necropsias de 11 cadáveres.

Según la misma información oficial, todos los cuerpos pertenecen a miembros de los grupos armados ilegales.

Alias Alberto, uno de los jefes de las autodefensas, dijo que "el Bec llegó hace dos meses a controlar esta región. Este fin de semana las Farc se metieron y no nos dejamos sacar. Ellos tuvieron más bajas que nosotros".

"Los enfrentamientos más duros fueron entre El Mango y El Encierro, más hacia la cordillera. Nunca en la cabecera del corregimiento", comentó.

Según los habitantes de San José de Urama, "desde hace muchos años no viene el Ejército al corregimiento y tampoco la Policía" .

Zona de guerra

El Bec hace controles en las vías de acceso a este sitio localizado a dos horas y media de Dabeiba en carro.

"No sabemos en este momento qué hacer. Ahora están las autodefensas por aquí y si se van se viene la guerrilla a matarnos a nosotros. Si se quedan, los van a buscar a ellos y a nosotros nos van a señalar como colaboradores. La realidad es que a uno le toca vivir donde puede y no escogimos que esto fuera zona de guerra", indicó otro morador.

San José de Urama, es un corregimiento en el que viven 89 familias. Antes eran unas 200 pero desde 1997, cuando las Farc y las autodefensas comenzaron a disputárselo, muchas huyeron o murieron.

El fin de semana, por fortuna, los civiles salieron ilesos de un largo combate. Pero a pesar de la calma están temerosos de que se pueda repetir.

"El miedo nunca se nos quita. Esto es una historia que se repite y se repite, pero que no se termina", dice un habitante.

Iglesia prepara jornada de reconciliación
La parroquia de San José de Urama, en Dabeiba, programó para el próximo domingo, durante la celebración de las fiestas patronales de ese corregimiento del Occidente de Antioquia, un acto en el que convocó a la comunidad para que se reúna a pedir que los actores armados respeten su condición de civiles y no los involucren en el conflicto armado.


El párroco del corregimiento observó que quieren que el resto del país se solidarice con ese caserío, que desde 1997 ha sufrido ataques de grupos armados, pero que en los últimos tres años "ha experimentado más tranquilidad".


La celebración comenzará desde el sábado con un especial de música religiosa.


La zona es un corredor estratégico hacia el corregimiento de Santa Rita, en Ituango; Caucasia, el cañón de La Llorona y el departamento del Chocó.