HISTÓRICO
En suspenso, EPS que sustituirá a Caprecom
  • En suspenso, EPS que sustituirá a Caprecom | Juan Antonio Sánchez | Hasta ayer y a pesar de que hace dos meses Caprecom anunció que se iba de Medellín sus afiliados no tenían preocupaciones por la atención de segundo nivel, pero sí manifestaron que había inconvenientes con la autorización de órdenes para especialistas y para exámenes.
    En suspenso, EPS que sustituirá a Caprecom | Juan Antonio Sánchez | Hasta ayer y a pesar de que hace dos meses Caprecom anunció que se iba de Medellín sus afiliados no tenían preocupaciones por la atención de segundo nivel, pero sí manifestaron que había inconvenientes con la autorización de órdenes para especialistas y para exámenes.
Juan Guillermo Duque | Publicado el 26 de octubre de 2010

A pesar de la incertidumbre que generó el anuncio, hace casi dos meses, de la EPS Caprecom de retirarse de la ciudad como aseguradora del régimen subsidiado en Medellín, algunos de los cerca 400.000 afiliados no han tenido grandes dificultades con la atención.

Pero no ha dejado de ser una preocupación para ellos quién asumirá la prestación del servicio con la salida de esta EPS, que ayer cumpliendo con el trámite regular y ajustándose al plazo que tenía de 60 días presentó oficialmente la renuncia, la cual le fue aceptada.

"El único inconveniente que hemos tenido es con los servicios de atención especializada", dijo Amanda del Socorro Betancur, una afiliada a esa EPS.

Desde el anuncio sobre el retiro, Caprecom inició un proceso de actualización de datos de sus afiliados, pero algunos han tenido toda suerte de dificultades como los nietos de Amanda que son discapacitados.

"Nos dijeron que iban a ir hasta la casa a tomarles las huellas digitales y los datos, pero hoy (ayer) es la hora en que no han ido", expresa Amanda, quien reconoce que la atención para ella ha sido muy buena, pero que sí tiene conocimiento que para muchos casos que requieren de especialistas está muy complicado.

Otros como Sigifredo Salazar ni siquiera sabían que debían hacer la actualización y menos que Caprecom se iba de la ciudad. "Desde hace 30 años no venía donde un médico", expresa Sigifredo esperando la asignación de una pieza en la Unidad Intermedia de Belén.

Amparo Cañas ha pensado en cambiar de aseguradora debido a la incertidumbre que les ha generado la situación con Caprecom.

"He pensado en volver a Cruz Blanca, en la que estaba antes, pero en estos días traje a mi hijo y me atendieron muy bien a pesar de seguir con Caprecom, entonces no se qué hacer", anota Amparo.

Aceptada la renuncia
Mientras en las unidades intermedias de la red hospitalaria de Metrosalud estas personas recibían atención normalmente, en otro sitio funcionarios de la Secretaría de Salud definían la suerte de los cerca de 4000.000 afiliados de Caprecom, ante la decisión de esta EPS de no seguir en Medellín.

El plazo para confirmar su retiro oficial era de 60 días luego del anuncio, el cual fue hecho el pasado 31 de agosto y vence este próximo domingo.

Ante la decisión de la EPS Caprecom, el Municipio de Medellín, por medio de la Secretaría de Salud, inició las gestiones para garantizar la atención en salud de las personas afiliadas al régimen subsidiado.

Lo primero fue hacer la invitación a varias EPS para que manifestaran por escrito su interés en atender este grupo poblacional, el más pobre de la ciudad.

Igualmente se envió toda la documentación requerida ante el Ministerio de la Protección Social para que en caso de no llegar a un arreglo o de que ninguna EPS mostrara interés, autorizara a la Secretaría de Salud como aseguradora transitoria.

Además de la autorización se estaba pendiente de que el Ministerio definiera cómo iba a ser el apoyo financiero para seguir atendiendo y prestando los servicios a esta población.

Y es que definir la situación no era tarea fácil pues los estudios han mostrado que la prestación y atención de la salud bajo el régimen subsidiado no es un negocio rentable, como lo argumentó Caprecom para su salida, debido a la concentración de personas de otras lugares que buscan los servicios de buena calidad que ofrece la ciudad.

Sin embargo, la Administración Municipal les entregó un parte de tranquilidad a los afiliados al informar que el Municipio les garantizará el aseguramiento y la continuación de la prestación de los servicios.

Sin embargo, personas como Luz Marina Molina tienen sus inconvenientes: le ordenaron desde el 14 de julio unos exámenes y aún no se los autorizan y tampoco una cita con un internista.

"Además he tratado de actualizar mis datos, pero las veces que he ido he encontrado un gentío impresionante, he esperado un rato, pero como tengo tantas obligaciones he tenido que desistir. Por eso no he tenido problemas, porque hasta ahora sigo en el sistema", anotó Luz Marina.

Lo cierto es que antes del 31 de octubre, el Municipio de Medellín deberá tomar una decisión sobre cuál EPS atenderá a los afiliados al régimen subsidiado, hecho que podría darse a conocer en el transcurso de hoy.