HISTÓRICO
EN UN DÍA SIN CARRO, CON CONFUSIONES Y AUTOS OFICIALES...
EL COLOMBIANO | Publicado el 22 de abril de 2013

Cada año, la ciudad ya recibe con beneplácito el Día sin Carro. Menos contaminación (auditiva y por gases), menos congestiones, menos accidentes, menos estrés callejero. En fin, una jornada que le quita a la urbe metropolitana algunos lunares e invita a usar la saludable bicicleta.

Para una jornada como esta era importante la operación plena del sistema metroplús en el nuevo tramo de la Avenida Oriental -que ya estaba anunciada-. Hubo desencuentros de información entre la Empresa Metro y la Alcaldía respecto de los alcances en la prestación del servicio.

Pero, entre tanto, al tiempo que las versiones oficiales sobre el metroplús no cuadraban a la gente tampoco le agradó ver que muchos funcionarios locales, la mayoría, no prescindió de la utilización de sus vehículos.

Es entendible, por ejemplo, que jueces y fiscales que lidian procesos penales delicados no puedan renunciar a sus autos blindados y sus escoltas. Pero es incomprensible que decenas de servidores de secretarías, entes descentralizados y del Concejo, verbigracia, no respaldaran, como debían, una idea, una iniciativa que tiene origen en el Municipio de Medellín y en los demás gobiernos del Valle de Aburrá.

Sería bueno que en próximas ediciones del Día sin Carro, los vehículos oficiales estén dentro del parque automotor que debe permanecer inactivo. Sería un buen mensaje, de disciplina y compromiso, para el resto de los ciudadanos.