HISTÓRICO
En Venezuela, nueve de cada diez colombianos son ilegales
  • El cónsul de Colombia en Caracas, Darío Angarita, asegura que antes del programa de nacionalización lanzado por el Gobierno de Hugo Chávez, un 90 por ciento de colombianos en Venezuela estaba en situación ilegal.
    El cónsul de Colombia en Caracas, Darío Angarita, asegura que antes del programa de nacionalización lanzado por el Gobierno de Hugo Chávez, un 90 por ciento de colombianos en Venezuela estaba en situación ilegal.

  • Chávez dijo que de reunión de 3 de febrero dependerá solución a crisis.
  • El año pasado casi un millón obtuvo la cédula, gracias al referendo.
  • Cerca de tres millones de nacionales no tienen legalizada situación.
Colprensa, Cali
Las calles de Caracas son cosmopolitas. En su dinámica agitada y estresante, avivada por la polución y el ruido ensordecedor de miles de vehículos, se escriben a diario las historias de por lo menos 382 mil colombianos.

Esos son los registrados oficialmente por el Consulado colombiano en esa ciudad.
El cónsul de Colombia en Caracas, Darío Angarita Medellín, prefiere no especular, pero se dice que en todo Venezuela hay más de tres millones de nacionales ilegales, de ellos por lo menos 300 mil sólo en la capital. Se estima que nueve de cada diez compatriotas no vive legalmente en el país vecino.

La Caracas de hoy dista mucho de la boyante de hace dos o tres décadas, cuando el boom petrolero atrajo la mano de obra calificada colombiana. Ahora, el Cónsul estima que menos del cinco por ciento de los nacionales que residen allí tiene empleo formal.

Las crisis políticas por las que ha atravesado la hermana república, la devaluación de un bolívar que alcanzó a valer 16 pesos y que hoy vale 89 centavos colombianos y el desempleo en un 24 por ciento, confirman la diferencia.

Rocío Díaz, una cordobesa de 38 años, madre soltera, alcanzó a saborear las mieles de la economía venezolana. Agobiada por el desempleo y la falta de oportunidades en su natal Sahagún, se embarcó en la aventura de su vida, hasta ahora con desenlace feliz. En otras épocas, recuerda Rocío, el salario le alcanzaba para enviar dinero a su familia pero "hace tiempo dejé de girarle a mi mamá", cuenta.

"El Wilson", un barranquillero que hace diez años pensó encontrar en Caracas una mejor forma de vida, sigue dedicado en Venezuela a lo mismo que hacía en Colombia. En una esquina del Boulevar Sabanagrande tiene un puesto de gaseosas, empanadas y cigarrillos. Se casó con una venezolana y tiene un hijo de cuatro años, pero ante la ley sigue siendo ilegal.

Su situación y la de todos los 'buhoneros' -así les llaman en Caracas a los vendedores informales- será peor en adelante, pues la reciente ley de naturalización, regularización y nacionalización será mucho más drástica: cualquier extranjero que no esté al día, será deportado.

La nacionalización
Aunque Angarita no lo confirma, se cuenta que alrededor de un millón de colombianos lograron sacar su cédula venezolana el año pasado gracias a la Misión Identidad que puso en marcha el presidente Hugo Chávez para conseguir apoyos en el referendo revocatorio.

"Hemos triplicado la labor consular a raíz de esta normativa, pues para ello las autoridades venezolanas exigen el pasaporte colombiano, la cédula y cartas de residencia y de vecindad", explicó el Cónsul.

En 2004 el Consulado colombiano en Caracas tramitó y gestionó más de 22 mil pasaportes y más de tres mil cédulas de personas que se acogieron al plan. Pero aún son muchos los que viven en la ilegalidad y prefieren quedarse en Venezuela.

"Acá no tenemos nada que perder. Llegué a la casa de un hermano, porque me cansé de pasar hojas de vida en Medellín. Por eso me decidí a probar suerte en este país", dice Astrid, una inmigrante ilegal.

Mensaje fue rectificación, dice Chávez
La reunión entre los presidentes Álvaro Uribe y Hugo Chávez para analizar lo sucedido con la captura del guerrillero de las Farc, Rodrigo Granda, se realizará el 3 de febrero en Caracas. Así lo confirmó ayer el jefe de Estado del vecino país durante su intervención en el Foro de Desarrollo Social Mundial, en Brasil. "En América Latina hemos sido capaces de dar un paso adelante hacia la solución de la crisis. Hemos recibido el mensaje de Colombia como una señal de rectificación, porque dicen que no se va a repetir un hecho como éste y que cualquier acción debe respetar la soberanía de Venezuela", indicó Chávez. Según el mandatario venezolano del tono de la conversación del viernes, de la franqueza con que se haga, dependerá la solución del impasse.