HISTÓRICO
Entra en vigencia el sistema oral para más procesos judiciales
Colprensa | Publicado el 01 de febrero de 2009

 

“Las actuaciones que se realicen en los procesos judiciales deberán ser orales, sistema que tendrá mejor aplicación si en las audiencias y diligencias  se utilizan los nuevos avances tecnológicos”.
 
Así lo explicó el Presidente del Consejo Superior de la Judicatura, Hernando Torres Corredor, quien dijo que ésta Corporación, encargada del gobierno de la Rama Judicial, está comprometida en lograr los objetivos fijados en la reforma a la Ley Estatutaria de la Administración de Justicia, dirigidos a un mejorar el servicio.
 
Con el fin de agilizar procesos, se creó una Comisión del Proceso Oral y Justicia Pronta, integrada por el Ministro del Interior y de Justicia; los Presidentes de la Corte Constitucional, de la Corte Suprema de Justicia, del Consejo de Estado y del Consejo Superior de la Judicatura; un Senador, un Representante a la Cámara; dos representantes de la academia y un representante de la sociedad civil.
 
El Magistrado Torres Corredor dijo que habrá un plan nacional de descongestión que será concertado con la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura.  En dicho plan se definirán los objetivos, los indicadores de congestión, las estrategias, términos y los mecanismos de evaluación de la aplicación de las medidas.
 
Entre las acciones en marcha está que la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura ejecutará el plan nacional de descongestión y adoptar las acciones para lograr esta meta.
 
Dentro de medidas está redistribuir, respetando la especialidad funcional y la competencia territorial, los asuntos que los Tribunales y Juzgados tengan para fallo asignándolos a despachos de la misma jerarquía que tengan una carga laboral que, a juicio de la misma Sala, lo permita.
 
También deberá determinar que jueces deben trasladarse fuera del lugar de su sede para instruir y practicar pruebas en proceso que estén conociendo sus homólogos.
 
Este año, además, se vinculará de manera transitoria a empleados judiciales encargados de realizar funciones que se definan en el plan de descongestión de una jurisdicción, de un distrito judicial, o de despachos judiciales específicos.
 
El Magistrado Torres precisó que se espera, en el plazo de dos años, que la administración de justicia haya evacuado cerca de 1.300.000 procesos con la aplicación de este conjunto de medidas.