HISTÓRICO
Errar, corregir y mejorar
POR PERLA TORO CASTAÑO | Publicado el 30 de marzo de 2013
El poder del anonimato ha convertido a @Cazagazapos en un justiciero del idioma español en internet.

Desde el 28 de diciembre de 2012, fecha que considera simbólica para su labor, se dedica a promover buenos usos del lenguaje en Twitter.

"Una persona que lea o escuche un yerro y no lo detecte, no solo está asumiendo como correcto dicho error, sino que probablemente lo replicará. Eso es como pasarla por inocente".

Con la única idea de mejorar la manera en que hablamos y escribimos, este comunicador social, quien no revela su identidad, encuentra sus insumos en textos, narraciones, discursos y diálogos en 140 caracteres.

"Los yerros aparecen. No tengo que revisar exhaustivamente todo lo que leo para hallar errores. Los seguidores se han convertido en una buena fuente: son como corresponsales que ayudan a multiplicar los ojos y oídos del Cazagazapos".

Su olfato de cazador ha podido identificar que los errores son frecuentes y que, en algunas ocasiones, las personas y marcas a las cuales se refiere, no reciben bien las críticas.

"Están quienes agradecen las correcciones, pero también quienes las ignoran o hasta se molestan. Más que corregir a marcas, medios o personas, el objetivo es que quienes vean las correcciones no cometan los mismos errores".

Esta labor educativa ha hecho de Cazagazapos, en solo cuatro meses, una cuenta reconocida en las redes sociales.

Con una influencia de 50 puntos, según Klout, sus más de 300 seguidores reconocen en este corrector de estilo a un valiente que defiende el correcto uso del segundo idioma más usado en Twitter: el español.

Sagaz, atento y respetuoso, sugiere tener cuidado. "Quienes se dejan llevar por la velocidad o se niegan a aceptar correcciones, tienen las mayores probabilidades de cometer errores".