HISTÓRICO
Es tiempo de rodar en cicla por la ciudad
  • Es tiempo de rodar en cicla por la ciudad | Cortesía | EnCicla inicialmente ofreció el servicio a estudiantes de Nacional y UPB, sin embargo, dado el éxito de la prueba, decidieron ampliar la base de usuarios.
    Es tiempo de rodar en cicla por la ciudad | Cortesía | EnCicla inicialmente ofreció el servicio a estudiantes de Nacional y UPB, sin embargo, dado el éxito de la prueba, decidieron ampliar la base de usuarios.
Paola A. Cardona Tobón | Publicado el 03 de enero de 2012

Las 145 que están rodando las han disfrutado los universitarios, pero la oportunidad, a partir de este momento, será para todos aquellos que quieran sentir la experiencia de trasladarse en bicicleta por las calles de la ciudad.

En dos meses de prueba piloto del programa Área EnCicla, Sistema de bicicletas públicas para el Valle de Aburrá, supera los 11.000 préstamos en el capítulo urbano y los 1000 en el rural, centralizando en Arví.

Al extender este período de pruebas, que debía finalizar en diciembre, hasta febrero de 2012, se ampliará la cobertura, con el fin de recoger más información para la base de datos de usuarios. Pero, los interesados deben preinscribirse.

Los resultados, incluso, superaron las expectativas y generan satisfacción, se informó desde el Área Metropolitana: cero accidentes con las bicicletas y más de cinco usos diarios de cada una de ellas, en promedio, que supera los niveles iniciales en países como México, en donde tardaron casi un año para llegar a cuatro usos.

Jesús David Acero, gerente del proyecto Bicicletas Públicas, comentó que se analizará la opción de ampliar los puntos de acopio y las bicicletas. En la ciudad se pueden encontrar en seis lugares: tres por la Universidad Nacional (carrera 65, Colombia y estación del metro Suramericana) y sobre la carrera 70 están los otros tres acopios: estación Estadio, San Juan y UPB.

En Arví hay cinco. "Es un sistema práctico, seguro y cómodo. Me voy por la ciclorruta, sin inconveniente", expresó Luis Alfredo Cabrera, alumno de la Nacional.

Reacciones positivas
Hoy EnCicla cuenta con 2000 inscritos, 400 de ellos activos. María Isabel Tascón, estudiante de Maestría en Filosofía, de la UPB, usa las bicicletas públicas entre dos y cuatro veces en el día. Para ella, esta iniciativa tiene ventajas en todos los sentidos. Hace el recorrido desde su residencia en el sector de Suramericana hasta la universidad y esto le ha mejorado los tiempos de desplazamiento. "Excelente en movilidad, por salud física y mental, y por economía".

Es una forma de apropiarse de la ciudad desde nuevas perspectivas, agregó. "Se generan intercambios de comunicación, pues uno conoce a otros que van en las bicicletas y a vendedores que se acercan a preguntar cómo se hace para prestarlas".

Algunos universitarios inscritos en EnCicla prefieren, incluso, dejar el carro en sus casas y utilizar este sistema público. Luis Alfredo Cabrera insiste en que es una cultura que vale la pena implementar. María Isabel le complementó que, además, de ser una propuesta ecológica, se fomenta el civismo.

"Cuando uno va en estas bicicletas, uno siente que tiene una responsabilidad social. Hay que cumplir con las normas de tránsito y el que nos presten algo implica que confían en nosotros".