HISTÓRICO
España extraditará sicarios colombianos
  • España extraditará sicarios colombianos | Archivo | Alias Pollo estaría vinculado al asesinato en 2004 del futbolista Albeiro el Palomo Usuriaga (imagen). Según las autoridades colombianas el detenido era jefe operativo de la Negra un grupo sicarial relacionado con el cartel del Norte del Valle del Cauca. Fue capturado en Valencia, oriente de España.
    España extraditará sicarios colombianos | Archivo | Alias Pollo estaría vinculado al asesinato en 2004 del futbolista Albeiro el Palomo Usuriaga (imagen). Según las autoridades colombianas el detenido era jefe operativo de la Negra un grupo sicarial relacionado con el cartel del Norte del Valle del Cauca. Fue capturado en Valencia, oriente de España.
John Eric Gómez | Publicado el 14 de septiembre de 2010

Dos de los hombres más buscados de Colombia por su supuesta relación con más de 200 asesinatos selectivos, secuestros y torturas fueron capturados en España tras una operación conjunta entre las autoridades colombianas y la Policía española. Mauricio Alberto González Sepúlveda, alias "Ronco", de 44 años, y Henry Norberto Valdés Marín, alias "Pollo", de 36, serán extraditados al país en los próximos días. Ambos hombres se convierten así en los dos colombianos más peligrosos capturados en el país ibérico.

De acuerdo a las autoridades, estos dos hombres no serían los únicos delinquiendo en Europa, pues tienen información de que varios ex miembros de las Auc que tenían nexos con el narcotráfico, viajaron al viejo continente y continúan con sus actividades delictivas. Esta aseveración la validó ayer en una conferencia de prensa el director de la Policía Judicial de Investigación (Dijin), general Carlos Ramiro Mena, quien dijo que las autoridades de los dos países buscan también a alias "Valenciano" en territorio español.

Mauricio Alberto González Sepúlveda, alias "Ronco" era sindicado de ser el cabecilla de la banda "la Unión" en el municipio de Itagüí (Antioquia) y tendría nexos con "la Oficina". Mientras que Henry Norberto Valdéz Marín, alias "Pollo" al parecer era el jefe operativo de "la Negra", un grupo de sicarios relacionados con el cartel del norte del Valle del Cauca y que se ganó también el calificativo de "Tres Puntillas", pues clava este número de elementos filosos en la frente de sus víctimas.

Ambos individuos fueron detenidos en la ciudad de Valencia, oriente de España.

Fuentes consultadas por EL COLOMBIANO cercanas a toda la captura, informaron que este grupo estaría vinculado con la muerte del futbolista Albeiro "el Palomo" Usuriaga, asesinado en 2004, así como de varios agentes de policía.

De otro lado, indicaron que alias "Ronco" perteneció a las Auc y que se había establecido en España. Se casó con una ciudadana para obtener la residencia. Sin embargo, aún no la había obtenido.

Operación de varios meses
En diálogo con este diario, el embajador colombiano en funciones y encargado de negocios en el país ibérico, Luis Armando Soto Boutin, señaló que fue una operación que se venía realizando desde meses atrás en el marco de la cooperación hispano-colombiana en contra de las oficinas de cobro, "a través de las cuales bandas criminales se cobran las deudas entre sí".

Agregó que el operativo fue riguroso, largo y detallado y que los capturados serán extraditados a Colombia para ser juzgados. Asimismo, aseguró que con la captura de estos dos hombres, aún no se desmantelan este tipo de redes "que operan entre España y Colombia".

Según Soto, en España hay 500 mil colombianos y desafortunadamente, aunque son muy pocos, dentro de este número hay algunos integrantes de bandas delincuenciales operando entre ambas naciones lo cual "es bastante dañino para los dos países".

Explicó que la Embajada posee un agregado de Policía que participó de manera activa en el operativo junto con las autoridades en Bogotá y España. Dijo que la operación no se logró con anterioridad debido a que supuso un trabajo previo de argumentación de pruebas que justificaran la captura.

"No podíamos capturarlos sin tener el caso absolutamente hecho", comentó.

Soto Boutin aseguró que ninguno de los dos capturados tiene la nacionalidad española. "Si la tuvieran nos restaría capacidad de intervenir. Son ciudadanos colombianos y su actuación se ha dado en el circuito de este tipo de oficinas de cobro".

Por ahora, el juez de la Audiencia Nacional de España, Ismael Moreno, les decretó prisión provisional, a la espera de que Colombia remita, en un plazo de 40 días, la documentación necesaria para formalizar la extradición por los delitos de homicidio agravado, tráfico de armas, secuestro, tortura y tráfico de sustancias estupefacientes.