HISTÓRICO
Estado chileno buscará recuperar el dinero no justificado de Pinochet
Efe | Publicado el 06 de agosto de 2013

El Estado chileno buscará recuperar unos 17,86 millones de dólares que durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) pasaron a su patrimonio sin justificación legal, según fuentes del Consejo de Defensa del Estado (CDE).

Las fuentes precisaron al diario que el organismo ha iniciado gestiones preparativas para presentar en el futuro una demanda civil con ese objetivo.

Dichas gestiones, según la fuentes, se iniciaron antes de que el juez Manuel Antonio Valderrama cerrara la fase de investigación del llamado "caso Riggs", relativo a las cuentas secretas que Pinochet tenía en bancos en el extranjero.

Con la demanda, el CDE buscará recuperar del patrimonio de Pinochet 17.866.000 que, de acuerdo a un peritaje de la Universidad de Chile, no se encuentran justificados y se desconoce su origen, sobre un total de 21,32 millones de dólares que poseía el dictador, fallecido a fines de 2006.

El juez cerró la investigación sin inculpar a ningún miembro de la familia Pinochet, pero con seis militares procesados y según el CDE, la acción civil se concretará una vez que se dicte la sentencia.

De acuerdo con el detalle de la investigación judicial, a Pinochet se le entregaron durante su régimen varios millones de dólares como "gastos reservados" en su condición de jefe de Estado, de los cuales 690.576 habrían sido destinados a "fines personales", mientras se desconoce adónde fueron a dar otros 1.501.727 dólares.

Otros 2.175.990 dólares entregados también como gastos reservados a Pinochet no están en duda, porque fueron utilizados en asuntos públicos.

Para aclarar los puntos oscuros del asunto, el CDE solicitó en julio del año pasado la apertura del testamento de Pinochet, a fin de aclarar cuántos y quiénes son sus herederos para eventualmente demandarlos en el futuro y recuperar el dinero fiscal.

Ahora, el organismo pidió notificar a los herederos y, según las fuentes, de uno de ellos, cuya identidad mantuvieron en reserva,  no se ha podido encontrar el domicilio.

De acuerdo con el testamento, la principal heredera de Pinochet es su viuda, Lucía Hiriart, que recibirá el 51,8 % de todos los bienes y dinero de su marido.

Un 7,14 % del patrimonio, en tanto, les corresponderá a cada uno de los cincos hijos del matrimonio: Augusto, Lucía, Verónica, Marco Antonio y Jacqueline.
 
El general benefició además a doce de sus 25 nietos y a cinco bisnietos, quienes se repartirán un 12,5 % de la herencia, aunque algunos recibirán más que otros.

En tanto, el abogado Alfonso Insunza, querellante en la causa, dijo a los periodistas que estudia pedir la reapertura de la investigación y nuevas diligencias, porque en el expediente "está claro que hubo un enriquecimiento ilícito de Pinochet, por comisiones de armas y gastos reservados".