HISTÓRICO
Estados Unidos no pone plazo a solución diplomática en Siria pero rechazará dilaciones
Efe | Publicado el 11 de septiembre de 2013

Estados Unidos (E.U.) se negó este miércoles a poner un plazo para lograr una solución diplomática para Siria, pero aclaró que rechazará dilaciones y dijo que sería "irresponsable" no explorar la propuesta rusa encaminada a la destrucción del arsenal químico de Damasco aunque la amenaza de un ataque militar sigue sobre la mesa.

"No hay duda de que la amenaza creíble del uso de la fuerza ha producido este cambio de dinámica", argumentó el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, en su rueda de prensa diaria.

Es porque esa amenaza "sigue sobre la mesa por lo que hemos visto una estrategia constructiva de parte de los rusos", indicó Carney en referencia a la propuesta de Moscú para que el régimen sirio ceda el control de su arsenal químico a la comunidad internacional, aceptada en un principio por el Gobierno del presidente Bachar Al Asad.

Días después de haber anunciado su intención de responder con una acción militar "limitada" al supuesto ataque con armas químicas por parte del régimen sirio del pasado 21 de agosto, el presidente de E.U., Barack Obama, se mostró este martes más dispuesto a dejar tiempo a la diplomacia.

En un discurso televisado a la nación, el mandatario pidió al Congreso que posponga el voto para autorizar el ataque contra Siria a fin de evaluar la propuesta rusa.

Según una encuesta de la cadena de televisión CNN y la firma ORC publicada este miércols, un 61 % de los estadounidenses apoya la nueva posición sobre Siria expresada por Obama, mientras que un 37 % la rechaza.

El mismo sondeo muestra que un 60 % de los entrevistados aseguraron que no está en el interés nacional de E.U. implicarse en el sangriento conflicto sirio, mientras que un 39 % indicó lo contrario.

Rusia "ha puesto su prestigio en juego" con su propuesta para destruir el arsenal químico de Damasco, cuya realización "tomará algún tiempo", anotó el portavoz de Obama.

"No estamos interesados en tácticas dilatorias", advirtió también Carney, para quien es importante que Asad "rinda cuentas" por el ataque con armas químicas del 21 de agosto en las afueras de Damasco, atribuido por E.U. al régimen sirio.

Según Carney, es "ciertamente muy pronto para decir" si la diplomacia funcionará esta vez, pero "sería irresponsable no explorar" la "potencial" solución planteada por Rusia.

"Algo que no habíamos visto hasta esta semana era voluntad en los rusos", reveló Carney, quien calificó de "constructiva" la conversación sobre Siria que Obama y su homólogo ruso, Vladímir Putin, mantuvieron en paralelo a la cumbre del G20 de la semana pasada en San Petersburgo.

La reunión en Ginebra que celebrarán este jueves y viernes el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, tendrá el apoyo de sendos equipos de expertos que estudiarán cómo implementar el plan ruso.

El jefe de la diplomacia estadounidense planea, además, reunirse con el mediador internacional para Siria, Lajdar Brahimi, pero no está previsto que ambos mantengan un encuentro a tres bandas junto a Lavrov, detalló la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki.

Rusia anunció este miércoles que ya entregó a Estados Unidos su plan para identificar y destruir el arsenal químico de Siria, si bien Psaki aseguró que se trata más bien de "ideas" esquemáticas.

El objetivo de Kerry, por tanto, es hablar sobre cómo se implementarían esas ideas, incluyendo la dificultad de hacerlo en medio de una guerra civil, y "cómo garantizar la seguridad" de los implicados en la misión.

Mientras, entre los principales líderes del Congreso estadounidense hay una mezcla de escepticismo y esperanza ante la propuesta rusa y las perspectivas de que la opción diplomática triunfe.

El influyente senador republicano John McCain, candidato presidencial en 2008, calificó de táctica dilatoria el plan ruso y denunció que los rebeldes sirios sienten que E.U. les está abandonando.

"No hay nada mejor para dejar a los sirios en manos de los extremistas que sientan que han sido abandonados por Occidente y estoy seguro de que tienen esa impresión hoy", indicó McCain en declaraciones a la cadena MSNBC.

Por su parte, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, dijo que ahora "todos los ojos están puestos" en Putin y que espera que Rusia "sea un socio productivo" en las negociaciones para destruir el arsenal químico sirio