HISTÓRICO
Estados Unidos revisará propuesta rusa de poner bajo control internacional armas químicas sirias
  • Estados Unidos revisará propuesta rusa de poner bajo control internacional armas químicas sirias
Reuters | Publicado el 09 de septiembre de 2013

Rusia instó el lunes a Siria a poner sus armas químicas bajo control internacional, con la esperanza de que eso evite la acción militar de Estados Unidos como castigo a un supuesto ataque con gas en Damasco, y el Gobierno del presidente sirio Bachar al-Assad dijo que daba la bienvenida a la propuesta.

Estados Unidos observará atentamente la propuesta rusa de poner las armas químicas rusas bajo control internacional, aunque es escéptico, dijo el lunes el Departamento de Estado.

"Tendremos que evaluar atentamente el comunicado ruso (...) para comprender exactamente qué están proponiendo aquí los rusos", indicó la portavoz del Departamento de Estado Marie Harf. "Claramente, tenemos cierto escepticismo", agregó.

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, dijo que había convenido la idea con su par sirio, Walid al-Moualem, en conversaciones en Moscú, y que Rusia esperaba "una respuesta rápida y positiva".

"Si el establecimiento de un control internacional sobre las armas químicas en (Siria) permite evitar ataques, entonces inmediatamente nos pondremos a trabajar con Damasco", dijo Lavrov.

Moualem expresó luego a periodistas que Siria daba la bienvenida a la propuesta. No llegó a decir explícitamente que el Gobierno de Assad había acordado llevarla a cabo, pero pareció indicar que lo haría si eso implicaba que Estados Unidos no lanzaría ataques militares en su contra.

"Declaro que la República Arabe Siria da la bienvenida a la iniciativa rusa, motivada por la preocupación de los líderes sirios por la vida de nuestros ciudadanos y la seguridad de nuestro país, y también motivados por nuestra confianza en la sensatez de los líderes rusos, que están intentando evitar la agresión estadounidense contra nuestro pueblo", afirmó Moualem a través de un intérprete.

En tanto, el primer ministro británico, David Cameron, dijo que Siria debe ser alentada a poner su arsenal de armas químicas bajo supervisión internacional, pero subrayó que el mundo necesitaba asegurarse de que la discusión de esa idea no se convirtiera en una distracción.

"Si Siria quiere poner sus armas químicas fuera de uso bajo supervisión internacional claramente ese sería un gran paso adelante", dijo Cameron al Parlamento.

"De todos modos, tenemos que ser cuidadosos para asegurarnos de que esto no sea una táctica de distracción para discutir otra cosa en lugar del problema que está sobre la mesa", agregó.

Propuesta rusa
Rusia, que es el aliado más poderoso de Siria, pareció hacerse eco de una idea mencionada previamente por el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, aún cuando el funcionario de Washington aclaró rápidamente que no se trataba de una oferta seria.

Kerry fue consultado por un periodista en Londres si había algo que el Gobierno de Assad pudiera hacer u ofrecer para detener un ataque militar.

"Claro, podría entregar hasta la última pieza de armamento químico a la comunidad internacional en la próxima semana, entregarlo, todo ello sin retraso y aceptar total responsabilidad (por ello), pero no va a hacerlo y no puede hacerse", respondió.

Más tarde, el Departamento de Estado dijo que Kerry había presentado un argumento retórico sobre la imposibilidad de que Assad entregue las armas químicas, que el presidente sirio niega que sus fuerzas hayan usado en un ataque con gas el 21 de agosto sobre suburbios de Damasco bajo control de los rebeldes que buscan derrocarlo.

Pero Rusia, que se opone al ataque estadounidense y ha culpado a los rebeldes por el ataque con armas químicas, pareció haber recogido el guante de Kerry.

Lavrov dijo que además de proponer que Siria ponga su arsenal químico bajo control internacional, Moscú instaba a Damasco a destruir finalmente esas armas y convertirse en un miembro pleno de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ).

La propuesta rusa pareció apuntar, al menos en parte, a poner a Estados Unidos bajo la presión de demostrar que sus preocupaciones sobre armas químicas son genuinas y que no está usando el ataque del 21 de agosto sólo como un pretexto para la intervención militar.

En conferencia de prensa con Lavrov luego de sus conversaciones previas el lunes, Moualem cuestionó los motivos estadounidenses y dijo que "no han sido agotados los canales diplomáticos para resolver este tema", aunque no brindó más detalles al respecto.

Moualem acusó a Obama de respaldar a extremistas islámicos, haciendo aparentes comparaciones con los ataques sobre Estados Unidos del 11 de septiembre del 2001.

"Nos preguntamos cómo Obama puede (...) respaldar a aquellos que en su momento volaron el World Trade Center en Nueva York", señaló el ministro sirio en referencia a los ataques contra las Torres Gemelas.