HISTÓRICO
Santos ordenó capturar asesinos de agente de la DEA
  • El embajador de Estados Unidos en Colombia, Michael McKinley, aseguró que esa delegación diplomática ha estado trabajando estrechamente con la Policía colombiana. Foto: Colprensa
    El embajador de Estados Unidos en Colombia, Michael McKinley, aseguró que esa delegación diplomática ha estado trabajando estrechamente con la Policía colombiana. Foto: Colprensa
Redacción elcolombiano.com | Publicado el 21 de junio de 2013

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, acaba de ordenar a la Policía Nacional que “no se vaya a escatimar esfuerzos” en dar con el paradero de un agente de la DEA que fue asesinado en la noche del jueves en Bogotá, al parecer por un atraco.

El agente de la DEA James Terry Watson fue asesinado en la noche de este jueves en Bogotá, en una acción que fue calificada por el embajador de Estados Unidos en Colombia como un típico atraco callejero.

Sin embargo, las autoridades adelantan las investigaciones para establecer los verdaderos móviles del homicidio y sus responsables.

Watson, de aproximadamente 40 años de edad, habría sido víctima de un paseo millonario, después de que saliera de un restaurante del parque de la 93, en el norte de la capital, en donde se encontraba con unos allegados viendo un partido de baloncesto de la final de la NBA.

Las primeras informaciones señalan que el agente de la DEA estaba casado con una mujer colombiana, vivía en el país hace trece meses, estaba adscrito al grupo que trabaja con la Policía colombiana y adelantaba algunas investigaciones en Cartagena.

Las autoridades confirmaron que existen cuatro grabaciones de cámaras situadas en el sector donde fue atacado Watson, cuyos registros podrían dar importantes pistas a los investigadores para dar con el paradero de los autores del crimen.

El agente de la DEA no murió en el mismo lugar de la agresión. Fue llevado por algunos transeúntes a la clínica El Country, en donde falleció. Allí el Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) de la Fiscalía realizó el levantamiento del cadáver.

El embajador de Estados Unidos en Colombia, Michael McKinley, aseguró que esa delegación diplomática ha estado trabajando estrechamente con la Policía colombiana desde que se conoció el hecho.

“Lo que se sabe es que el agente de la DEA estaba con un grupo de amigos cenando y mirando la final del partido de la final de la NBA y ya terminando la reunión salió a coger un taxi. Todo indica que esto fue el clásico asalto criminal en base a taxis, en donde la cosa terminó en una tragedia”, dijo McKinley.

“Estamos trabajando en esclarecer los detalles de la investigación. El hecho es que hay grabaciones. Agradecemos mucho la cooperación de la comunidad del Parque de la 93, y hacemos un pedido para que se conserven grabaciones y videos que hay de seguridad en la vecindad”, agregó.

El diplomático también confirmó que están hablando con testigos y advirtió que se están filtrando detalles de la investigación, por lo cual no ahondó en el caso para, según él, no errar en una versión equivocada.

Aunque no precisó si Watson, al momento de ser atacado, estaba armado o si pudo reaccionar, el embajador insistió en que está avanzando la investigación. “Estamos esclareciendo los hechos y siguiendo todas las pistas que nos puedan llevar a encontrar los responsables”, aseguró.