HISTÓRICO
Este año sí arrancan obras de Autopistas de la prosperidad
Por FRANCISCO JAVIER ARIAS R. | Publicado el 01 de marzo de 2013
La Cámara de Comercio de Medellín, que lidera el Grupo de Infraestructura para la Competitividad, salió en defensa de las Autopistas de la Montaña -o de la Prosperidad, como las llama el Gobierno-, y dijo que en este año sí hay avances en los procesos de estructuración y contratación de las obras en los cuatro tramos diseñados.

Según la presidenta Ejecutiva de la Cámara, Lina Vélez de Nicholls, la Agencia Nacional de Infraestructura contrató las primeras obras de rehabilitación de varias vías en octubre pasado, con inversión de 138.900 millones de pesos, en tanto que esta semana (28 de febrero), abrió el proceso de contratación de otras obras, por 221.000 millones de pesos, para iniciar obras en julio de este año.

Asimismo, en septiembre pasado inició la estructuración de los tramos San José del Nus-Remedios, Zaragoza-Caucasia; San José del Nus- Puerto Berrío-Ruta del Sol; Camilo C-Bolombolo-La Pintada, cuyas licitaciones se abren en julio y se adjudicarían en noviembre, lo mismo que el tramo La Felisa-Irra.

Entre tanto, en septiembre de este año se inicia la estructuración, para precalificar en octubre y adjudicar en mayo-2014, de las obras Túnel de Occidente-Santa Fé de Antioquia- El Tigre y Porcesito-Cisneros-San José del Nus.

No obstante estos avances, la Cámara de Comercio llamó la atención sobre dos temas aún sin solucionar: el primero, la reglamentación de la Ley 1508 de 2012, que contempla las Alianzas Público Privadas (APP), sobre todo, en el fortalecimiento de la institucionalidad del Estado y, el segundo, el que deben enfrentar el gobernador, Sergio Fajardo y el alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria, quienes deberán llevar nuevamente el proyecto a consideración de la Asamblea y el Concejo, puesto que los aportes para la obra fueron aprobados por estas corporaciones bajo el supuesto de que ISA sería el operador.

Mejoramiento industrial
En todo caso, indicó la dirigente, el proyecto es clave para mejorar y promover la competitividad de la industria que, a pesar del peso en el PIB regional (14,2 por ciento, con 364.000 empleos y con 16,700 empresas) y de que exporta el 22,4 por ciento de lo que produce, ha perdido participación en el valor agregado en la última década, del 16,3 por ciento en 2000, al 14,8 por ciento en 2011.

Jaime Echeverri Chavarriaga, vicepresidente de Planeación, destacó que la economía regional creció 4,4 por ciento en 2012 (la proyección era de 4,8 por ciento), por la menor dinámica de las exportaciones y por la reducción en el dinamismo de la industria.

Y en 2013, el PIB de Antioquia, valorado en 47.000 millones de dólares, podría crecer el 4,8 por ciento, especialmente por la reducción de las tasas de interés, el estímulo a la demanda y la ejecución de los presupuestos nacional y regional. "La industria regional mantiene su importancia para el crecimiento de Antioquia y el país. Para los próximos años se necesitan mayores niveles de inversión en innovación en las empresas y mejor infraestructura de conexión con los mercados", dijeron.