HISTÓRICO
Estos son los principales puntos aprobados para evitar abismo fiscal en Estados Unidos
Reuters | Publicado el 02 de enero de 2013

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó la noche del martes un proyecto de ley del Senado para evitar 600.000 millones de dólares en aumentos de impuestos generalizados y recortes de gastos automáticos conocidos como el "abismo fiscal". A continuación los detalles:

- Pospone la primera entrega de recortes de gastos automáticos en dos meses, mientras el Congreso trabaja en un plan de reemplazarlos.

- Genera 620.000 millones de dólares en ingresos en un período de 10 años a través de una serie de aumentos de impuestos a los estadounidenses más ricos.

- Extiende permanentemente los recortes de impuestos promulgadas en el 2001 por el expresidente republicano George W. Bush para los ingresos por debajo de 400.000 dólares por persona, o de 450.000 dólares por familia. Los ingresos por encima de ese nivel serían gravados en un 39,6 por ciento, frente a la tasa actual superior de un 35 por ciento.

- Por encima de ese umbral de renta, las tasas de impuestos sobre las plusvalías y los dividendos volverían a un 20 por ciento, desde el 15 por ciento.

- Limita las exenciones personales y deducciones detalladas para los ingresos por encima de 250.000 dólares, o de 300.000 dólares por hogar.

- Aumenta la tasa del impuesto a las sucesiones a un 40 por ciento para las sucesiones de más de 10 millones de dólares por pareja, por encima del nivel actual de 35 por ciento.

- Incluye una solución permanente para el impuesto mínimo alternativo.

- Extiende los beneficios de seguro de desempleo durante un año para dos millones de personas.

- Extiende el crédito tributario por hijos, el crédito por ingreso fiscal y el crédito fiscal de matrícula durante cinco años.

- Extiende el crédito fiscal para la investigación y la experimentación y el crédito fiscal para producción eólica hasta finales del 2013. Extiende el 50 por ciento de depreciación de la prima por un año.

- Evita un recorte en los pagos a los médicos que tratan a pacientes de Medicare.