HISTÓRICO
Extorsión desde cárceles intimida a Envigado
POR RODRIGO MARTÍNEZ ARANGO | Publicado el 17 de abril de 2013
Comerciantes y pequeños empresarios de Envigado reportan que se sienten en la mira de delincuentes que cobran "contribuciones" desde las cárceles para sostener sus organizaciones ilegales.

El delito, dicho por los ciudadanos, no se presenta en los niveles de otras poblaciones del Valle de Aburrá y lo ratifica la secretaria de Gobierno, Luz María Restrepo, quien dijo que no ha recibido denuncias formales sobre el cobro de vacunas.

Por lo menos no al estilo del puerta a puerta en el comercio o de lavaderos de vehículos de transporte, porque sí tiene reportes de una serie de llamadas presuntamente de presos, en especial a comerciantes de la plaza de mercado, que, de inmediato, recibieron asesoría en el manejo de los casos por parte de la Policía.

La secretaria Restrepo indicó que las comunicaciones fueron hechas desde un mismo teléfono, que empieza por el número 300.

Esta pista los hace sospechar que son hechas desde diferentes penitenciarías del país, lo que las autoridades expertas en el tema denominan como extorsiones carcelarias.

Agregó que también conoció denuncias sobre las mismas llamadas a un almacén de pinturas y a una charcutería.

"Colaboración"
De entrada los individuos se hacen pasar como cabecillas de bandas organizadas de delincuencia o de la guerrilla y les dicen a los comerciantes que necesitan que "les colaboren con radios de comunicaciones o equipos de guerra".

Como ese tipo de dotación no es fácil de conseguir, la víctima puede terminar haciendo una consignación por el valor de los equipos o las armas.

Con el fin de evitar la investigación y que los detecten, los delincuentes utilizan una empresa de giros y dan una cuenta de 16 dígitos para que les hagan el envío.

La secretaria Restrepo comentó que hace tres meses se presentó una llamada a un comerciante y se buscó la asesoría del Gaula.

Entonces se pactó el pago en un sitio de Envigado, sin embargo, el extorsionista volvió a comunicarse con el negociante y pidió una consignación en una oficina de una empresa de giros.

"Cuando conocemos este tipo de denuncias, en Envigado actuamos de inmediato y asesoramos a las víctimas para que formulen la denuncia. También, para estos casos, habilitamos la línea 276 66 66 para que la gente dé a conocer hechos como estos", informó la funcionaria.

Qué dice la Policía
El comandante de la Policía de la estación Envigado, mayor José Eduardo Gómez, coincidió con la secretaria de Gobierno en el sentido de no conocer denuncias sobre el cobro de vacunas en establecimientos comerciales de Envigado.

"Aquí llevamos un estricto control a este tipo de delitos y no tenemos reportes", dijo.

Señaló que, como está ocurriendo en todo el país, hay casos de extorsiones carcelarias. "Los delincuentes utilizan el directorio telefónico y la publicidad de los negocios para ubicar a sus víctimas".

Consultados varios comerciantes en los barrios Mesa, El Consuelo, San Rafael, La Mina, San José, indicaron que no les exigen pago de contribuciones o vacunas. Pagan, sí, 2.000 pesos semanales a vigilantes informales que llevan muchos años en la zona.