HISTÓRICO
Extraña la quietud del Sol
Por RAMIRO VELÁSQUEZ GÓMEZ | Publicado el 03 de abril de 2013
En 100 años el Sol nunca había estado tan quieto como hasta hoy. Tan quieto que preocupa.

Y no es que vaya a suceder nada anormal, solo que los climatólogos espaciales andan locos con sus pronósticos.

En 1859 una poderosa actividad solar incendió cabinas de telégrafo en Estados Unidos y produjo auroras hasta en Cuba. Otra en 1989 dejó sin energía Quebec.

Se esperaba que entre abril y mayo se presentara el pico máximo del actual ciclo solar de 11 años, el número 24, pero el número de manchas y llamaradas ha sido tan bajo como en el 14, en 1906.

Podría haber una explicación. Es lo que dice el físico solar Dean Pesnell, del Centro Goddard para Vuelos Espaciales de la Nasa.

"Los dos últimos máximos solares, que tuvieron lugar alrededor de 1989 y 2001, produjeron no uno sino dos picos". Entonces, explicó, la actividad solar subía, luego bajaba un poco para subir de nuevo, en un miniciclo de unos dos años.

"Es probable que sea el máximo solar más bajo en un siglo medido por el número de manchas solares", según Joe Gurman, miembro de la misión Stereo de la Nasa que observa continuamente al Sol.

Se pronostica ahora que solo habrá unas 66 manchas solares en el último tercio del año. Ciertas condiciones como el doblamiento de los campos magnéticos cerca a las manchas provocan poderosas explosiones tales como llamaradas solares y eyecciones de masa coronaria. Estas envían partículas cargadas hacia la Tierra cuando se producen en la cara del Sol que da al planeta y son las que provocan las afectaciones.

El actual ciclo está lejos de causar problemas, de acuerdo con Alex Young, astrofísico de la Nasa.

Dado que no se produjo nada hasta ahora,Pesnell cree que el actual ciclo tendrá dos picos. Uno a finales de este año y otro posiblemente en 2015.

Nadie está seguro ahora de cómo se comportará, pero la extraña quietud del presente indicaría un poco de mayor agitación en el tramo final de la temporada.

Lo único cierto es que los páneles de expertos que pronostican el clima solar fracasaron en las predicciones del actual ciclo que cumple su quinto año.

Que esté quieto no indica que no produzca una que otra gran explosión.