HISTÓRICO
Fallo desató patriotismo “estomacal”
POR CATALINA HERNÁNDEZ OSORIO | Publicado el 19 de noviembre de 2012
Más allá de los siete cayos en disputa y el territorio marítimo que perdió Colombia en el litigio con Nicaragua, lo que desató el fallo de la CIJ en La Haya fue un sentimiento patrio que llegó, incluso, a lo belicoso. Una voz de inconformidad que, en ocasiones, careció de contexto.

Durante la lectura de los argumentos y las conclusiones de la Corte, el tono de las redes sociales se tornó aireado. Las opiniones que al inicio eran expectantes se transformaron en sentimientos de frustración por una parte del territorio que, aunque es un referente de país, pocos identifican al detalle.

"Ese patriotismo que surgió con lo sucedido en La Haya es como una luz de bengala, una reacción muy estomacal, muy emocional, pero carente de historia y contexto", afirmó el politólogo y docente de la Universidad Eafit, Adolfo León Maya.

Y es que los mensajes de amor a la patria y a sus mares se convirtieron, en el transcurso de la jornada, en llamados a la guerra, al ataque, a una reacción militar contra Nicaragua que desencadenó en una guerra de trinos de uno y otro país.

"Todas estas voces de protesta ratifican nuestra incultura política, demuestran que el país ha estado a la intemperie de la historia. Esta sentencia compromete todos nuestros sentimientos nacionalistas. Nos lamentamos ante la pérdida, pero ese lamento no permanece", anota el docente.

Las redes sociales, entre peleas y angustias por el territorio, también fueron un medio de protesta contra el abandono estatal de regiones como el archipiélago. Así lo afirmó @sra_justicia este lunes: "Somos como aquel niño pequeño que recuerda que tiene cierto juguete, cuando otro niño lo coge".

Bajo esta premisa, la atención de todo el continente se centró en la disputa de uno de los lugares más ricos en recursos naturales que cambió de dueño de la noche a la mañana.

"Creo que por lo menos este golpe de opinión y el ruido que generó ha servido para visibilizar a los isleños, pues siendo los más afectados no fueron tenidos en cuenta, han estado marginados en la negociación".