HISTÓRICO
Falló lanzamiento de cohete de Corea del Norte
Efe | Publicado el 12 de abril de 2012

El Gobierno de Corea del Sur consideró que el lanzamiento del cohete llevado este jueves a cabo por Corea del Norte ha sido un fracaso, informó la agencia surcoreana Yonhap, que cita a una autoridad de Seúl.

El cohete Unha-3 despegó desde la base de lanzamiento de Tongchang-ri a las 7:39 de la mañana, hora local (10:39  de la noche del jueves, en Colombia), pero aparentemente se dividió en varios pedazos antes de caer al mar pocos minutos después del despegue, aseguró el portavoz del Ministerio de Defensa, Kim Min-seook.

"Corea del Sur y las autoridades de inteligencia estadounidenses creen que el lanzamiento del misil de Corea del Norte finalizó en un fracaso", indicó Kim, que no ofreció detalles sobre el fallo que pudo tener el cohete.

"Haremos un anuncio más tarde tras realizar las confirmaciones finales", puntualizó.

Tanto el gobierno de Estados Unidos como el de Japón coincidieron en sus primeras versiones sobre el fracasado lanzamiento del cohete y caída al mar.

El presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak, convocó una reunión ministerial de emergencia para debatir las medidas a tomar tras el lanzamiento.

En la reunión participan todos los ministros que ocupan carteras relacionadas con la seguridad, indicó Yonhap, que no reveló más detalles sobre el encuentro.
 

Según Seúl, Corea del Norte lanzó su cohete de largo alcance Eunha-3, que el régimen de Pyongyang afirmaba que iba a poner en órbita un satélite espacial de observación.

Por el momento el régimen norcoreano no ha emitido ninguna información, y la pantalla ubicada en un centro para la prensa extranjera habilitado en Pyongyang, en la que supuestamente se iba a retransmitir el lanzamiento, permanece sin imágenes.

Corea del Sur, Estados Unidos y parte de la comunidad internacional instaron en repetidas ocasiones a Pyongyang a desistir de su propósito, al considerar que el lanzamiento encubre una prueba de misiles de largo alcance.

Corea del Norte hizo en 2009 un lanzamiento similar que le valió la condena del Consejo de Seguridad de la ONU, por lo que el país comunista se retiró de la mesa multilateral de negociación de su programa nuclear.