HISTÓRICO
Farc incumplieron promesa de no secuestrar: Gaula
  • Farc incumplieron promesa de no secuestrar | Las Farc hicieron la promesa de no volver a secuestrar de manera extorsiva el 26 de febrero de 2012, mediante una rueda de prensa en La Habana. Cuba. Foto: AP
    Farc incumplieron promesa de no secuestrar | Las Farc hicieron la promesa de no volver a secuestrar de manera extorsiva el 26 de febrero de 2012, mediante una rueda de prensa en La Habana. Cuba. Foto: AP
Por Santiago Cárdenas H. | Publicado el 25 de febrero de 2013

Hace un año, el 26 de febrero de 2012, el país fue testigo de cómo las Farc anunciaron mediante un comunicado publicado en su página web, el fin de la práctica del secuestro con fines extorsivos en el país.
 
Al mismo tiempo, las Farc en su comunicado, informaron sobre la liberación de 10 uniformados, que estaban en manos guerrilleras desde hace más de una década. Gesto que fue considerado por muchos como el final de esta práctica por parte de las Farc.
 
Este anuncio registrado en un centenar de medios internacionales y que le dio la vuelta al mundo en minutos, según las autoridades no llegó tan rápido a las filas guerrilleras, quienes siguieron secuestrando y reteniendo a más de un centenar de colombianos.
 
Elcolombiano.com, a un año del anuncio (26 de febrero de 2012), consultó al Gaula del Ejército y la Policía, y a varias organizaciones entre ellas País Libre, Nuevo Arcoíris, Cerac, Fundación Seguridad y Democracia y la Organización Internacional de Cooperación, sobre las cifras de secuestros que se registran hasta esta fecha.
 
El Gaula de la Policía confirmó que desde este anuncio las Farc siguen secuestrando, acumulando un registro de 26 casos de secuestro en todo el país, 20 en 2012 y 6 en 2013, lo que prende las alarmas.
 
De estos, 5 secuestros extorsivos y dos simples (secuestros sin exigencias) fueron cometidos por las Farc en el Cauca; 4 extorsivos en el Valle; 2 extorsivos y uno simple en el Huila; 3 extorsivos en Casanare; 2 extorsivos en el Meta; y un secuestro extorsivo en los departamentos de Caquetá, Cundinamarca, Arauca, Bogotá, Norte de Santander, Antioquia y Chocó, que dan una resultado general de 26 casos de secuestro por parte de las Farc.
 
Según indica País Libre, basada en cifras del Ministerio de Defensa, las Farc disminuyeron la práctica del secuestro en comparación con el 2011, en un 74 por ciento, registrando el año pasado 20 casos de secuestro, siendo superados en esta práctica solo por la delincuencia común con 258 casos y el Eln con 22 casos y por encima de las bandas criminales que registraron 5 casos el año pasado.
 
Las cifras varían en cada organización. Para la Fundación Nuevo Arcoíris, el año pasado se tuvo un registro de tres secuestros atribuibles a las Farc. "Dos comerciantes en la Guajira, y un estudiante en Villavicencio, en el Meta", afirma León Valencia, director de la fundación.
 
Otra cifra es la que maneja Herbin Hoyos, del programa Voces del secuestro y presidente de la Organización Internacional de Cooperación. Según él, a la fecha se han registrado "27 casos de secuestro, de los cuales 6 son del Eln y reconocidos y atribuibles a las Farc, 13 casos. Los otros 8 restantes no se pueden adjudicar todavía a ningún grupo armado. Pero se sabe que todos fueron cometidos en zonas de influencia de las Farc", indicó.
 
Para Alfredo Rangel, director de la Fundación Seguridad y Democracia el año pasado "las Farc han realizado 18 secuestros. Y este 2013 el secuestro de los dos policías y el soldado, de los cuales se desconoce si fueron con fines extorsivos".
 
Adicionalmente afirmó que podrían existir "otros secuestros que las Farc pudieron haber subcontratado con la delincuencia común, o con sectores del Eln para esconder su autoría. Eso da a pensar que es aún más grande el incumplimiento por parte de las Farc".
 
En esto coinciden todos los investigadores y los miembros de las Fuerzas Militares, en que las Farc han incumplido con el compromiso de no seguir secuestrando.
 
Pero ¿por qué siguen las Farc secuestrando?
Para la mayoría de expertos, las Farc siguen y seguirán secuestrando porque de una manera u otra sus frentes se sostienen con esta práctica y además se lucran a escondidas del secretariado.
 
"El secuestro es un negocio lucrativo, y además hay mucha gente de las Farc que hace negocio a escondidas de los comandantes", afirma el general Humberto Guatibonza, director del Gaula de la Policía.
 
Agrega que dentro de las filas de las Farc hay un descontento con este anuncio de la guerrilla de no volver a secuestrar. "Hemos encontrado documentos, en los cuales muchos de ellos no están de acuerdo con el tema de no volver a secuestrar. Ellos manifiestan que no se puede sobrevivir si no se está metido de lleno en el tema del secuestro", indica en la entrevista.
 
Para Herbin Hoyos, es casi lo mismo, según este las Farc no tienen un mando unificado. "Los negociadores de La Habana representan a un sector de las Farc. Los demás, por ejemplo el Bloque Sur, la Teófilo Forero, el bloque Arturo Ruiz, todo estos son ruedas sueltas dentro de las Farc. Son una dirección de mando independiente al secretariado. No le obedecen en cuanto a lo militar, solo acatan ideológicamente el concepto de las Farc. Por eso hacen lo que quieren y no le rinden cuentas a nadie", afirma.
 
El director de la Cerac, Jorge Restrepo, opina que muchos de los frentes que siguen cometiendo secuestros no se lo están comunicando al secretariado. Según él "lo están haciendo como por la puerta de atrás. No están reconociendo que ellos son los secuestradores. Solo lo reconocen en el momento de la negociación, como un mecanismo para extraer más recursos de los secuestrados".
 
Y agregó "el caso típico, es el de los ingenieros chinos del Caquetá. En el que nunca supimos quién los había secuestrado, pero es una región donde el único que podría haberlos llegado a secuestrar allá es las Farc".

Por otro lado, afirmó que no cree que haya "una disidencia, sino una falta de control, de capacidad de liderazgo de las Farc, para lograr controlar en detalle esos frentes. En parte es un problema de comunicaciones, pero en otra es un tema de que han ganado autonomía estos grupos y cada vez existe menos centralización de las operaciones, de los recursos y de las órdenes", indicó.
 
Por otro lado, León Valencia, director de Nuevo Arcoíris, cree que las Farc han cumplido con abolir el secuestro extorsivo, en un 90 por ciento o más, porque según él "ellos tenían eso como la fuente principal de financiación".
 
Pero también, resalta que en buena medida los nuevos secuestros son cometidos por frentes sin mucha comunicación con el mando central.
 
"Creo que las Farc están tratando de proteger la mesa de La Habana. De cumplir los compromisos que hicieron con Santos. Aunque obviamente al ser una fuerza irregular extendida por todo el país, es prácticamente imposible cumplir a raja tabla con todos los compromisos", afirmó. Y puso como ejemplo el cese de hostilidades unilateral, que según Valencia "lo cumplieron en un alto nivel, pero no se cumplió en su totalidad".
 
Para Alfredo Rangel, director de la Fundación Seguridad y Democracia, no es un asunto de capacidad de mando, pues según él "los mandos también toleran esas situaciones". Y asegura que este incumplimiento de las Farc de secuestrar ha ido de la mano de un gran incremento de la extorsión en el país.
 
Según Rangel "el último año el 52 por ciento de los atentados fueron atribuidos a la presión por el cobro de las extorsiones, lo que da pensar que esa es la misma cifra del crecimiento de la extorsión", indicó.
 
Las razones son muchas, y en esto coinciden los investigadores y miembros de inteligencia del Ejército. En que es una práctica atípica y difícil de desmantelar de las filas de las Farc. Porque según estos representa un negocio muy lucrativo y de sostenimiento para las filas guerrilleras.
 
Mientras tanto, la opinión pública se pregunta cuándo las Farc dejarán de cometer esta práctica proscrita por el Derecho Internacional Humanitario.