HISTÓRICO
Farc insisten en ataques y Gobierno no cede a tregua
  • Farc insisten en ataques y Gobierno no cede a tregua | Las Fuerzas Militares están en alerta para hacer frente a la arremetida que se espera de las Farc en el país. FOTO JAIME PÉREZ
    Farc insisten en ataques y Gobierno no cede a tregua | Las Fuerzas Militares están en alerta para hacer frente a la arremetida que se espera de las Farc en el país. FOTO JAIME PÉREZ
Por JUAN CARLOS MONROY GIRALDO | Publicado el 21 de enero de 2013

A pesar del regreso de las acciones violentas de las Farc, tras el fin de su cuestionada tregua unilateral y el temor de una arremetida para conseguir un cese el fuego bilateral, funcionarios del Gobierno y analistas ven lejana la posibilidad de ceder a la presión para desescalar el conflicto armado.

La reanudación de las hostilidades en el país continuó ayer en Putumayo, donde las autoridades atribuyeron al frente 48 de las Farc la voladura de un tramo del oleoducto Transandino, en el municipio de Orito. Al grupo insurgente también se acusa de hostigar a las tropas en Riosucio (Chocó).

El atentado en el sur del país confirma que el sector petrolero es uno de los más vulnerables ante la posible arremetida de las Farc. Según un informe de la Corporación Nuevo Arco Iris, durante el año pasado el sector energético sufrió más de 200 atentados que afectaron la producción de crudo.

El ataque a ese oleoducto se suma a voladuras en otros tres tramos el pasado domingo, un hostigamiento a la Policía en Hacarí (Norte de Santander), que dejó tres policías heridos y una torre de energía derribada en Putumayo, que causó corte de energía en varios municipios.

Gobierno no cede a presión
Para analistas del conflicto, el fin de la tregua sería la respuesta de las Farc a la negativa del Gobierno a un cese el fuego bilateral.

"No creo que se presente una intensificación por parte de las Farc, más allá del retorno habitual de la confrontación. Tampoco parece probable que el Gobierno ceda. Entonces lo importante no es la tregua sino la meta final de acabar el conflicto con el proceso de paz", aseguró Alejo Vargas, politólogo y director del Grupo de Investigación en Seguridad y Defensa de la Universidad Nacional.

Esa posición del Gobierno de no ceder a la presión de la guerrilla y dialogar en medio del conflicto, a pesar del clamor de gobernadores, alcaldes y líderes sociales para desescalar el conflicto, la ratificó ayer el vicepresidente, Angelino Garzón: "El pueblo no espera treguas bilaterales sino hechos concretos que le permitan vivir en paz".

De otro lado, 1.500 hombres de las Fuerzas Armadas continúan la persecución de la columna Darío Castro del Eln, que mantiene en su poder a las cinco personas secuestradas el pasado viernes en el municipio de Norosí, en el sur de Bolívar.

Este plagio ha sido interpretado como un intento de esa debilitada guerrilla de mostrarse fuerte para buscar un proceso de paz paralelo al de las Farc.