HISTÓRICO
Farc negaron lavado de dinero en otros países
  • Farc negaron lavado de dinero en otros países |
    Farc negaron lavado de dinero en otros países |
Colprensa | Publicado el 18 de junio de 2013

A través de su último comunicado desde La Habana, la guerrilla de las Farc respondió a las acusaciones del diputado de la Asamblea de Río de Janeiro Flavio Bolsonaro sobre el supuesto lavado de dinero proveniente del narcotráfico en ese país.
 
De acuerdo con las acusaciones de Bolsonaro, el pasado 12 de junio "las Farc dejaron de operar como grupo que ofrece cocaína a las bandas de narcotraficantes que actúan en las favelas de Río de Janeiro y se aliaron con empresarios y propietarios rurales para lavar en esa ciudad el dinero procedente del narcotráfico".
 
El diputado brasilero aseveró que "la ingenua percepción de las Farc como grupo político, por parte del Gobierno de Brasil es fruto de un retorcido trabajo ideológico que permite el tránsito libre de integrantes y simpatizantes del grupo entre diversos segmentos de la sociedad".
 
La guerrilla consideró esta acusación por parte del brasilero como parte “de una coordinada campaña difamatoria promovida a nivel continental por las fuerzas más reaccionarias en contra de las Farc y en contra de los diálogos de paz”.
 
Aseguró, además, que ninguna unidad o destacamento de ese grupo “realiza operaciones ofensivas contra Ejércitos de naciones fronterizas, ni desarrollan actividades financieras por fuera de las fronteras patrias”.
 
Según las Farc, su política internacional “se basa en la no injerencia en los asuntos internos de otras naciones, el respeto a la soberanía, integridad territorial y la autodeterminación de los pueblos”.
 
Con respecto a la acusación de terroristas, por parte del diputado brasilero, este grupo respondió que los últimos Gobiernos de ese país han se han mostrado imparciales y se han negado a tildarlos de 'terroristas' o de 'narcotraficantes'. Según las Farc, eso le ha permitido jugar un importante papel en la liberación de secuestrados en poder de la insurgencia.
 
También recordaron que ningún Gobierno del mundo negocia con terroristas o narcotraficantes, y reiteran que el Gobierno colombiano está negociando porque “reconoce a su contraparte, en la Mesa de Conversaciones, como una organización político-militar que hace uso del derecho universal a la rebelión armada”.
 
Agregaron que las conversaciones también cuentan con el apoyo de varios países como Cuba, Noruega, Venezuela, Chile, la Unión Europea, el Vaticano, congresistas de los Estados Unidos, el Departamento de Estado de ese país, además de varias organizaciones civiles y comunitarias en Colombia.