HISTÓRICO
Fiscalía acusó a 10 familiares de los Rodríguez Orejuela por lavado de activos
Colprensa | Publicado el 20 de mayo de 2013

La Fiscalía General acusó a diez familiares de los hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela por el delito de lavado de activos. Supuestamente, tienen relaciones con el manejo de dineros ilegales de los antiguos miembros del extinto Cartel de Cali.

Con esta decisión, los involucrados deberán ir a juicio por estos hechos.

La relación se habría mantenido por medio de varias de sus empresas. La decisión del ente acusador cobija a diez familiares de los narcotraficantes, entre los que se encuentran algunos de sus hijos. Además de esta determinación, un fiscal de la Unidad de Extinción de Dominio y Lavado de Activos dejó en firme la medida de aseguramiento intramural.

El ente acusador tomó esta decisión luego de un informe, de marzo de 1999, del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), que permitió encontrar que algunas de las empresas fueron creadas con dineros ilícitos de los Rodríguez Orejuela, mientras que otras empezaron a funcionar con el objetivo de manejar dichos capitales.

La Fiscalía estableció, teniendo en cuenta informes de Policía Judicial, que las empresas suscribieron contratos entre sí, los empleados de unas eran gerentes de otras y en algunas los hermanos Rodríguez Orejuela figuraban como accionistas, mientras que en otras aparecían de manera indirecta por medio de sus esposas o hijos.

El ente investigador tuvo en cuenta los testimonios de Guillermo Pallomari y Daniel Serrano Gómez, al igual que los acuerdos de culpabilidad de Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela con las autoridades de Estados Unidos, en los que entregaban para extinción de dominio sus empresas. En estos acuerdos, también aceptaban el lavado de dinero.

Para la Fiscalía, la cesión de las empresas a sus esposas, hijos, hijas, hermanos y sobrinos representaron "simulaciones que constituyeron el medio del que se valieron los señores Rodríguez Orejuela para continuar su actividad de lavado de activos a través de tales empresas, al pretender dar apariencia de legalidad a los recursos que les generaba el narcotráfico".