HISTÓRICO
Fracasa acuerdo nuclear entre agencia atómica de la ONU e Irán
Reuters | Publicado el 18 de enero de 2013
Los inspectores nucleares de Naciones Unidas volvieron a fracasar en las negociaciones con Teherán para avanzar en un estancado acuerdo respecto de la actividad atómica de Irán, en un nuevo revés de los esfuerzos diplomáticos para resolver pacíficamente la disputa con el Estado islámico.

Herman Nackaerts, vicedirector general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (Iaea), dijo el viernes que su equipo no había logrado garantizar el acceso que tanto busca a una controvertida instalación militar iraní. Un nuevo encuentro entre las partes fue programado para el 12 de febrero.

En una nota aparte sobre las negociaciones del miércoles y el jueves enviada a los estados miembros de la Iaea, a la que Reuters tuvo acceso, la agencia de la ONU dijo que se presentan"importantes diferencias" entre ambas partes y que por ello no había sido posible alcanzar un acuerdo.

La ausencia de acuerdo hace que crezca la preocupación internacional sobre las ambiciones atómicas de Teherán y que se desilusionen las potencias internacionales que buscan un pacto diplomático más amplio con Irán que evite la amenaza de una nueva guerra en Oriente Medio.

Los esfuerzos de la Iaea por desbloquear una pesquisa largamente estancada sobre supuestas investigaciones iraníes para el desarrollo de una bomba atómica son aparte pero están íntimamente relacionadas a las negociaciones entre Teherán y las potencias occidentales, con las que se reunirá más adelante este mes después de siete meses.

La Iaea, cuya misión es evitar la expansión de las armas nucleares, ha estado tratando por años negociar un denominado enfoque estructurado con Irán que brinde a los inspectores de la agencia acceso a instalaciones, funcionarios y documentos para su pesquisa.

En el centro de sus preocupaciones está el complejo militar de Parchin, en el sudeste de Teherán, donde se cree que podrían haberse efectuado pruebas con explosivos relevantes para el desarrollo de armas, algo que Irán niega.

"Tuvimos dos días de intenso debate", dijo Nackaerts a periodistas en el aeropuerto de Viena. "No pudimos concretar el enfoque estructurado para resolver los temas pendientes respecto de las posibles dimensiones militares del programa nuclear de Irán", agregó.

El funcionario indicó que había dejado Viena para dirigirse a Teherán el martes con la expectativa de acceder inmediatamente a Parchin, donde los diplomáticos occidentales creen que Irán realizó un trabajo de "limpieza" para despejar cualquier rastro de una actividad nuclear ilícita previa.

Irán argumenta que Parchin es una instalación militar convencional y ha rechazado las acusaciones de haber efectuado tal "limpieza" en el lugar.

Las potencias mundiales están monitoreando de cerca el diálogo de la Iaea con Irán para detectar cualquier señal de si Teherán, sometida a fuertes sanciones, estaría lista para poner fin a la preocupación internacional sobre su programa nuclear.

Israel, un aliado de Estados Unidos que es considerado el único país de Oriente Medio con un arsenal nuclear, ha amenazado con una acción militar si la diplomacia y las sanciones económicas para detener el programa de enriquecimiento de uranio de Irán no logran avances.