HISTÓRICO
Francia pensaba pagar por liberación de Ingrid
  • Francia pensaba pagar por liberación de Ingrid | Archivo | La liberación de Íngrid Betancourt se convirtió en una obsesión política y personal para el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy. Lograr que Íngrid, que también es ciudadana francesa, saliera de la selva era para el político francés una muestra de que él era capaz de lograr lo que otros políticos de su país no habían obtenido.
    Francia pensaba pagar por liberación de Ingrid | Archivo | La liberación de Íngrid Betancourt se convirtió en una obsesión política y personal para el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy. Lograr que Íngrid, que también es ciudadana francesa, saliera de la selva era para el político francés una muestra de que él era capaz de lograr lo que otros políticos de su país no habían obtenido.
David E. Santos Gómez- Carlos Olimpo Restrepo | Publicado el 08 de diciembre de 2010

Un gran paquete de cables diplomáticos de la embajada de E.U. en Bogotá filtrados por Wikileaks y difundidos ayer por el diario El País de España revelaron que el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, presionó de manera insistente al gobierno de Colombia para buscar de cualquier forma la liberación de Íngrid Betancourt, un tema que se había convertido en obsesión política para ese gobierno europeo.

Según reseña el diario español, el deseo de tener a Íngrid libre llevó a pensar a Sarkozy que era posible pagar un rescate a las Farc.

"Sarkozy gestionó la intervención del entonces presidente de E.U. George Bush ante el Gobierno colombiano, y ponderó reunirse con Manuel Marulanda, "Tirofijo", jefe de las Farc. También sugirió intercambiar a la rehén franco colombiana por otro de esa guerrilla -"Simón Trinidad"-, encarcelado en E.U.", reveló El País.

Muchas de estas actividades para ese rescate, de acuerdo con un cable que tiene como fuente "al entonces encargado de negocios español, Pablo Gómez de Olea", los franceses estaban "preparados para actuar sin la autorización o conocimiento del Gobierno de Colombia".

En la primera gran entrega de cables relacionados con Colombia, Wikileaks reveló que Francia quería imponer al presidente Uribe sus formas para la liberación de rehenes pidiendo excarcelación de guerrilleros de las Farc.

Diálogo con las Farc
Además del tema de Íngrid Betancourt, los envíos de la embajada de Estados Unidos en Bogotá a la Secretaría de Estado de ese país, también ratifican que el gobierno del entonces presidente Álvaro Uribe buscaba caminos de negociación con la guerrilla de las Farc luego de los golpes dados por el Ejército nacional en los años 2008 y 2009.

Según informaba el embajador de E.U. William Brownfield, el gobierno colombiano no desistía en buscar "hojas de ruta" con la guerrilla.