HISTÓRICO
“FRANCISCO EL HOMBRE”
  • "FRANCISCO EL HOMBRE" |
    "FRANCISCO EL HOMBRE" |
Por ÓSCAR HERNÁNDEZ M. | Publicado el 05 de agosto de 2013

Pueden llamarme exagerado, decirme lo que quieran pero apenas comenzada esta centuria, el hombre del siglo es el Papa Francisco. Aunque si les da por hacer uno de esos conteos o concursos o encuestas, el papa argentino no podrá aspirar sino a la medalla de plata. Ya sabemos quién se gana los primeros puestos, incluidos, casi con seguridad, los cuatrocientos metros con vallas, con "vallas" del loquito que anda haciendo osos en todas partes. Pero vuelvo a Francisco el Hombre, a Francristo, como le digo yo en mis monólogos solitarios.

Las estructuras de la Iglesia han sentido el seísmo provocado por el "padre Jorge" y su sonrisa fresca, honrada y que para muchos es descarada, muestra un nuevo rostro en todo el mundo. Habla de los homosexuales y les da el trato que da a todos sus amigos, trato respetuoso, humano, cristiano. Habla de sus obispos y les dice que no tengan "sicología de príncipes" sino que salgan a la calle en lugar de quedarse en sus casas corriendo el riesgo de que les digan fray Butaca... No me queda espacio para hablar de todo lo que ha ejemplarizado Francisco, pero quiero meter mi mano de católico de a pie y decir una cosita menuda que puede molestar pero de antemano pido ser disculpado:

¿No sería posible que muchas de sus Excelencias y algunos menos "excelencias" como los curas comunes y corrientes dejaran de engordar tan peligrosamente? Es malo para la salud, para las sotanas triple equis y para el espejo. Y no respondan algunos que no es la comida sino la tiroides, como nos quieren hacer creer algunos gorditos criollos... Y perdonen sus Reverencias, pero es que el colesterol le debe caer pesado al Espíritu Santo...

PAUSA. Le decía un curita a la madre Teresa: madre, ¿no cree que la Iglesia debe cambiar un poco? Y le dijo la madre santa: y los primeros en cambiar debemos ser usted y yo...

VOTOS. Ya se siente paso de animal grande, de animales grandes, de candidatos no grandes sino grandulones, es bueno que los colombianos comencemos a pensar en alguien que pueda hacer un gobierno ejemplar, popular, democrático, pero aplicando estas palabras en su justo sitio y en su real valor. De paso quiero salir en defensa de la palabra populismo, porque en verdad reúne las condiciones para ser vocablo reivindicado. ¿Por qué arde tanto todo lo que signifique gran cantidad de pueblo, de gente, en torno a una idea, a un hombre, a unos propósitos? ¿Es malo que alguien haga campañas abiertas en pro de la gente que menos calorías consume en este mundo? Es el colmo que quieran hacer una especie de clasismo excluyente hasta con las palabras.

Por lo menos dejen en paz a la Real Academia Española.