HISTÓRICO
Fuerzas Militares rompen a las Farc en el Paramillo
Por JAVIER ALEXANDER MACÍAS Y JUAN CARLOS MONROY | Publicado el 02 de febrero de 2013

Los combates por el control del Nudo del Paramillo, que abarca amplias zonas de Antioquia y Córdoba, además de sus múltples redes para conectar con Chocó y otras zonas del país, ha arrojado grandes resultados para las Fuerzas Militares, que buscan erradicar a las Farc de un santuario que creían invencible.

La operación, que ya lleva cuatro años, concentra en esa zona 7.000 soldados. De ahí el canto de victoria de las tropas al dar de baja a Luis Carlos Durango Arango, alias “Jacobo Arango”, el más grande jefe militar con que contaba la guerrilla en la región. Era el comandante del frente 5° de las Farc y, a la vez, jefe encargado del Bloque Noroccidental de esa guerrilla.

El general Hernán Giraldo, comandante de la Séptima División del Ejército, calificó la “baja” como el “golpe militar más fuerte dado a las Farc en Antioquia, Córdoba y Chocó, en los últimos 35 años”.

Pero este no ha sido el único golpe asestado. Giraldo menciona que desde 2008, cuando su división decidió meterse a arrebatarle a las Farc ese pedazo de tierra lleno de bosques, ríos y montañas, se ha logrado que se entreguen por lo menos 1.200 guerrilleros, entre combatientes y milicianos.

La presión también llevó a que en 2012 se capturaran 228 guerrilleros de las Farc, se desmovilizaran 87 y murieran 20 en combate; del Eln se capturara 1, otro dejara las filas guerrilleras y 11 más murieran en combates.

Tarea conjunta
Esa historia de dominio cambió en marzo de 2009 con la creación de la Fuerza de Tarea Conjunta Nudo de Paramillo, que con base en la nueva estrategia de combinar los recursos y la inteligencia del Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada empezaron un contragolpe contra las Farc.

El pasado 31 de diciembre, en la operación Fortuna, en zona rural del municipio de Mutatá, murieron 14 insurgentes en un bombardeo a un campamento.

Según el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, de esa gran estructura, una de las seis en las que se dividen las Farc, hacen parte los frentes 5, 58, 18 y el Mario Vélez, con presencia en el Norte de Antioquia y el Sur de Córdoba.

Analistas del conflicto como Luis Eduardo Celis, investigador de  la Corporación Nuevo Arco Iris, y altos mandos militares, coinciden en que el Nudo de Paramillo era una zona estratégica para la guerrilla por el acceso a Córdoba, Antioquia y Chocó.

También es un corredor para traficar drogas y armas por los océanos Atlántico y Pacífico. Además, se construye el más grande complejo hidroeléctrico en el que se invierten más de 5.000 millones de dólares.

Pero la ofensiva para recuperar el Paramillo no es solo direccionada en acciones militares. Romper los nexos de las Farc con un sector de la población es otro de los campos de batalla en el conflicto. “Hace dos años logramos que se desmovilizaran 37 familias farianas a lo largo del río Verde y Esmeralda”, enfatiza Giraldo.