HISTÓRICO
GILMA JIMÉNEZ, LA LÍDER QUE DEJÓ HUELLA
EL COLOMBIANO | Publicado el 02 de julio de 2013

Una grave enfermedad llevó prematuramente a la muerte a la senadora Gilma Jiménez, cuya despedida ha estado llena de reconocimientos a su obra. Muy merecidos. No es común que el pueblo agradecido recuerde los méritos de los parlamentarios. Y la senadora Gilma sí que los tenía.

Trabajó sin desmayo por la protección de la niñez, incluso cuando ya el diagnóstico sobre su salud era pesimista. Muchos colombianos conocieron de su lucha por los derechos de los niños cuando ella era concejal de Bogotá. De allí se lanzó como candidata al Senado, obteniendo en 2010 una de las votaciones más grandes. Ojalá su buen ejemplo lo sigan quienes llegan a la política a medrar: ella llegó a hacer un trabajo beneficioso y necesario. Muchos niños, hoy, viven mejor gracias a líderes ejemplares como Gilma Jiménez. Qué gran falta hará.